Episodios

002 Cómo mejorar la Comunicación en el Matrimonio

¿Por qué los matrimonios tienen problemas en la comunicación?

¿Hablar del día a día es lo mismo que comunicarnos?

¿Por qué las personas y las parejas no hablan el uno al otro?

No se trata de hablar se trata de comunicarnos.

Estos y otros problemas los vamos a hablar hoy en nuestro podcast número 2 de Amorosamente Casados.

¡Bienvenidos!

¡Hola! Somos Carlos y Ángela.

Y estamos en el podcast Amorosamente Casados.

Queremos ayudar a muchas parejas para que puedan encontrar la felicidad en su vida y este es el podcast donde queremos hablar con ustedes y compartir nuestras ideas.

¡Bienvenidos!

¡Hola amigos! Bienvenidos a nuestro episodio número 2, el podcast de Amorosamente Casados, es un placer estar con ustedes y compartir una de las estrategias más importantes de vivir en pareja.

Bueno ya hemos decidido para esta serie de charlas que vamos a tener con ustedes, hablar de un tema que nos parece muy importante y vamos a hablar de siete problemas frecuentes en el matrimonio y cómo evitarlos. El día de hoy vamos a hablar de las Fallas de la Comunicación.

Y cómo la comunicación puede afectar positivamente o negativamente a una pareja, por qué dejamos de comunicarnos en la pareja, qué es lo que sucede con la comunicación, no es lo mismo comunicarse que hablar.

Yo no creo que sea lo mismo, generalmente las mujeres estamos queriendo ser escuchadas. De hecho usamos muchísimas palabras en un día, casi el triple que los hombres.

Según las estadísticas las mujeres hablan casi 20,000 palabras por día y los hombres escasamente llegamos a 13,000 es un poquito más de la mitad pero yo incluso me atrevería a decir que los hombres no llegan a mucho menos de eso ¿Por qué somos tan callados?

Esa es una buena pregunta, siempre quisiéramos encontrar la respuesta a eso pero la verdad es que las mujeres hablamos mucho pero en medio de lo que hablamos pues queremos ser escuchadas y ahí es cuando comienza la comunicación.

Uno de los problemas en la comunicación dentro del matrimonio sucede precisamente por esto, porque el hombre está más callado, está más envuelto en sus asuntos y no sé, tal vez sea un estereotipo que nosotros estamos creyendo que las mujeres son muy habladoras. Tal vez no queremos llegar a ese punto, hay algo que sucede con los hombres pero siempre llegamos a tener esa caja que tú mencionas ¿Recuerdas que has mencionado la cajita?

Si, de hecho las mujeres somos multitarea, podemos hacer miles de cosas al mismo tiempo.

A bueno yo pienso por cajas, por cajones.

Así que pues ellos sólo hacen una cosa a la vez, sí y tienen cajas vacías. Así que ahí pueden meterse por horas y por eso juegan con el control del televisor y le preguntas ¿Y qué estás viendo? Nada ¿Y qué piensas? Nada.

Este tema de las cajitas tiene que ver con que se supone que los hombres tenemos como un gabinete lleno de cajones y entonces cuando queremos hablar de algo, cerramos todos los cajones, y un momento déjame abrir ese cajón, “Okay. Estamos hablando de esto” Y hablamos de ese tema pero las mujeres no tienen un gabinete de cajones, tienen todo revuelto en un solo baúl.

No, no, no revuelto, el que podemos hablar de miles de temas al mismo tiempo y le sumas que podemos hacer varias cosas a la vez, y estar hablando con dos y tres personas diferentes temas distintos y que somos muy hábiles.

Cuándo descubrimos esto en nuestro matrimonio y aprendimos que un hombre sólo mantiene una conversación en línea y las mujeres pueden mantener de 3 a 5 conversaciones, están hablando diferentes temas, podemos entender un poquito los conflictos que estábamos teniendo. Entonces ahora cuando tú me hablas, entonces tú me dices “Okay Estamos hablando de esto” y ya puedo entender, abro mi cajoncito y podemos hablar del tema. Ya me acostumbraste a poder entendernos de esa manera y tal vez es una sugerencia para que todos lo pudieron hacer ¿Qué piensas?

Definitivamente debemos ser muy claras y muy específicas a la hora de comunicarnos, y es importante no confundirnos con la lista del día a día, las cosas que están pendientes por hacer, de los planes, etcétera. Y eso es un hablar pero la comunicación comienza cuando decimos “Quiero hablarte de este tema específico” “Por qué no nos sentamos a charlar acerca de esto” Así que para tener una buena comunicación lo primero que debemos hacer es ser claras y puntuales, exactamente lo que queremos hablar.

O sea, básicamente tienes que decirnos “Amor vamos a hablar de este tema” y entonces podemos encontrar el momento y podemos hacerlo.

De hecho la comunicación efectiva entre la pareja incluye, no solamente pues las palabras, sino la expresión de los pensamientos y los sentimientos, y eso es lo que hace una comunicación más efectiva. No quiere decir que tenemos que estar de acuerdo con todo y cada uno puede tener un punto de vista diferente acerca del tema pero pues solamente debemos tratar un tema a la vez y tratar de ser puntuales.

Sí, con los hombres definitivamente un tema a la vez porque cuando nos están hablando de dos temas tenemos que decirles como usted “Espérate, Espérate, Espérate un momento, ahora ya me estás hablando de otro tema” Entonces vamos tema por tema, evaluamos un tema, lo terminamos y decimos “Okay qué tenemos que hacer, cuáles son las siguientes tareas” Y entonces ya continuamos con el siguiente tema.

Me parece muy importante y tiene que ver con la tensión. Yo sé que tú estás hablando desde el punto de vista femenino, naturalmente a todas las mujeres que nos escuchan y eventualmente están pensando en ellas y lo hemos visto en los mensajes que hemos recibido ¿Cómo hago para que mi esposo  reconozca sus fallas? ¿Y si no es tan comunicativo? Es lo que nos dicen, que podemos entonces pedirles a las mujeres que nos están escuchando y en un minuto, y yo quiero hacerles una sugerencia a los hombres que nos están escuchando ¿Cómo podemos mejorar un poco la comunicación en la pareja?

Definitivamente es interesante saber cuánto hace que no expresas tus sentimientos. Si no estamos con la rutina diaria y estamos trabajando en los proyectos que tenemos como familia pero realmente ¿Hace cuánto que no se expresan los sentimientos? ¿Cómo me siento frente a esta situación o frente a este plano, frente a este desafío que tenemos como familia, como pareja? Y pues sí, a veces nosotros no lo expresamos, me imagino que los hombres lo están expresando mucho menos.

Si ya nos cuesta mucho trabajo, sobre todo cuando tenemos que hablar de nuestros sentimientos internos, cuando queremos hablar de lo que está pasando dentro de nuestro interior. La verdad es que nosotros como hombres, no estamos acostumbrados a ser tan expresivos como ustedes lo son y por otro lado ustedes están esperando que haya mucha expresividad de parte de los hombres, entonces naturalmente llega la frustración verdad y llega un choque porque ustedes están esperando que nosotros nos comuniquemos, nosotros no queremos comunicarnos, no queremos a abrirnos o mostrarnos internamente y bueno ahí vienen los desafíos en la comunicación. Es importante que cuando una pareja está teniendo problemas de comunicación puedan identificar que hay un problema, discutir el asunto y empezar a trabajar en esto, no es una solución de la noche a la mañana verdad, toma tiempo.

De hecho una de las cosas importantes es “No asumir que mi esposo está entendiendo el todo lo que yo le digo” porque como estamos hablando en este momento, nosotros tenemos muchos temas que van relacionados según nosotras estamos relacionados el uno con el otro, pero para nuestros esposos no es tan fácil entender si estamos hablando acerca de los planes o asuntos de la escuela, o el colegio de los niños, y mezclamos lo que nos dijo la profesora con lo que nos dijo la mamá del amiguito y luego lo traemos a que a mí también me pasó cuando era chiquita y mi mamá me acuerdo que me contó, y luego nos está mirando así como que “De qué estás  hablando” Así que nosotras asumimos que nos están entendiendo y esperamos una respuesta específica, y cuando terminamos de decir todo como así de que era lo que estábamos hablando, así quedamos frustradas porque no fui escuchada ni entendida. Realmente nos sentimos como que “No me pones atención, no me escuchas” “Si ves que no me escuchas” así pues…

Hay algo interesante que quiero compartir con las personas que nos escuchan,  entre hombres tampoco hablamos mucho. O sea, en promedio y esto es interesante de un estudio que sucedió hace poco, los hombres tienen un rango de atención de 7 minutos. O sea, que cuando nosotros hablamos entre hombres, ustedes podrán notarlo también, hablamos 7 minutos del partido, hablamos 7 minutos de fútbol o de la política, o de tratar de arreglar el mundo y luego nos quedamos callados también entre nosotros. Así que es nuestro rango de atención es un poco más escaso y tal vez lo que podemos hacer con ustedes, cuando nos estén hablando, es que entiendan que nuestro rango de atención es muy bajo o tenemos 7 minutos de concentración, poniéndole cuidado y eso es una recomendación para los hombres. Por favor, como tenemos tan poco rango de atención, lo que tenemos que hacer es mirarla fijamente a los ojos, ponerles mucha tensión en cada cosa que nos están diciendo y asumir que en cualquier momento se va a terminar la conversación y entonces tú vas a tener que decir “Okay amor mío, estábamos hablando de esto” Creo que eso es lo mejor que puedo decirles a los hombres que nos escuchan. Pongan atención de tal manera, que ustedes puedan hacer un resumen inmediato de lo que su esposa les está diciendo. Así que cuando ellas están hable y hable, y hable, y hable, y hable, lo que tú tienes que decirles es “Okay amor entiendo que estás hablando de esto y esto” Si hacemos un resumen de eso, ellas se van a sentir que les estamos escuchando, van sentir que le estamos poniendo atención y entonces no se van a sentir tan frustradas y puede ahora haber una comunicación en pareja.

Definitivamente también necesitamos entender que uno son los temas que hablan entre hombres y es muy gracioso porque cuando mi esposo habla con mi hijo habla de unos temas y conmigo de otros temas. Así que luego le digo “Hablaste con nuestro hijo y no” “Y entonces de qué hablaron” “No pues, hablamos de negocios y de planes” O sea, los temas son distintos entre hombres y entre mujeres. Es un dato interesante para tener en cuenta también pero sí definitivamente los temas de la conversación para hacer muy específicas porque con 7 minutos pues no es suficiente para todo lo que tenemos que decirles y además de eso, ser objetivos que no siempre tenemos que llegar a un acuerdo, muchas veces no vamos a llegar a un acuerdo.

La mayoría de las veces.

No vamos a llegar a un acuerdo.

La clave es escuchar y ser escuchado, y eso es un ejercicio muy interesante que hemos aprendido a través del tiempo. Cuando mi esposo habla, yo necesito quedarme callada, no es fácil, a las mujeres no salen letreros pero cuando él habla yo debo ponerle atención y quedarme callada, y nosotros tenemos una atención mucho más intensa pero lo que pasa es que interrumpimos mucho. Entonces, estamos opinando todo el tiempo, estamos compartiendo casos de la vida real y situaciones, y no escuchamos pero el ejercicio efectivo es que cuando nuestros esposos, nuestra pareja está hablando, nosotras nos quedamos en silencio, escuchamos atentamente y luego él se va a quedar en silencio y también nos va a poner atención por 7 minutos, y se va a estar concentrado en lo que estamos hablando.

Y una cosa que estás mencionando que es muy muy interesante, es que las mujeres tienden a interrumpirnos, así que es un esfuerzo que ustedes hacen, de quedarse calladas y permitir que nosotros hablemos. Es muy importante y a los hombres que no están escuchando por favor quiero darles el secreto mejor guardado de todo el universo para conquistar a una mujer “Las mujeres solamente necesitan que les escuchemos” Recuerda lo que les dije hace poco, lo que tenemos que decir es “Okay amor entiendo que me quieres decir esto y esto” Por favor hombres, no les demos la solución, qué es lo que sucede, lo que pasa es que los hombres cada vez que estamos escuchando, cada vez que tenemos una conversación, cada vez que ella nos está contando algo que les ha sucedido, nosotros por naturaleza, tendemos a darle la solución, tendemos a decirle “Pues mira lo que tienes que hacer es esto y esto” “Hazme caso, cuando te digo que lo que tienes que hacer es esto y esto” Nosotros no estamos aquí para dar soluciones, entiendan por favor que el papel del hombre en la comunicación del matrimonio es Escuchar, es estar allí para que ellas puedan hablar con nosotros, no dar soluciones.

Y de hecho, nuestros puntos de vista no coinciden, no tiene nada de malo, no quiere decir que por estar casados, por ser pareja siempre tenemos que estar de acuerdo en todas las cosas. De hecho cuando nos comunicamos efectivamente y expresamos nuestros sentimientos, y expresamos nuestros puntos de vista y experiencias, es cuando más conocemos a nuestra pareja. Es en esos momentos de conocimiento y entre más diferencias hay entre los puntos de vista, más oportunidad de crecer como pareja tenemos.

Muy interesante de verdad, aprender a respetar el punto de vista de la otra persona cuando tenemos que hablar o cuando estamos compartiendo lo que nos ha sucedido en el día, o cuando estamos dedicando sus minutos para que cada uno de nosotros pueda expresar lo que sucedió. Es importante que podamos estar allí y que podamos compartir lo que tenemos dentro de nosotros y muchas veces como tú dices, no tenemos que estar de acuerdo, o sea, por favor es perfectamente lógico para ambas partes, tanto para hombres como para mujeres, que podamos decir “Sabes que no estoy de acuerdo, no comparto ese punto de vista” Y no tiene por qué terminar su matrimonio por eso. Sencillamente no estoy de acuerdo, si hay puntos en donde tú tienes un punto de vista, yo tengo otro y está bien estar en desacuerdo, no hay ningún problema.

Hay una frase que en inglés suena un poco más bonito pero en español como que no tiene traducción, que dice que “Está bien ser o estar en desacuerdo pero no ser desagradable” en inglés suena como lo mismo pero en español tendríamos que decirlo así “Está bien estar en desacuerdo pero no está bien no ser desagradable o ser desagradable” Sí, de hecho el punto de no tener exactamente el mismo criterio en una situación no significa que tenemos en una pelea campal, una batalla campal. No, es simplemente que no estamos de acuerdo y cada uno tiene sus argumentos, y ahí es donde viene la herramienta básica de toda esta charla de hoy, la comunicación.

Es que mientras yo expreso mis opiniones, mi esposo me escuche y cuando él esté expresando sus puntos de vista yo también lo escuche. La frase mágica es “Tal vez” “Es posible que sea si eso” Eso le baja la tensión completamente a la discusión, cuando podemos poner en duda que lo que yo estoy diciendo no es una verdad absoluta, entonces eso ayuda bastante.

Y hay un autor reconocido, lo deben conocer, se llama a Gary Chapman. Él escribió un libro que se llama Los cinco lenguajes del amor y el libro es súper recomendado, lo vamos a recomendar 50 mil veces en estos podcast porque es una herramienta muy buena para las parejas, para que ustedes puedan leer en pareja o leer individualmente, pero hay una parte que él menciona muy seguido y es que cuando estamos escuchando a nuestra pareja no recibimos una crítica sino recibimos información. Es decir, cuando nuestras esposas nos está diciendo algo, cuando tu esposo te está diciendo algo, por favor no lo tomes personal, tómalo como que hay algo que está sucediendo en su vida que necesita atención.

Si cambiamos la manera de ver lo que estamos escuchando y no lo vemos como algo personal, si no lo vemos como alguna información que me hace saber que esta persona está pasando por una dificultad o por un problema, entonces puedo tal vez escucharlo, ayudarlo, recomendarle algo pero entendiendo que no es contra mí la cosa, que no me está tomando como enemigo, que no está tratando de corregirme, de arreglarme sino que evidentemente está pasando por una dificultad tal vez en el trabajo, tal vez en la familia, tal vez con los hijos, tal vez con la mamá pero cuando ella nos está contando y contando tantas cosas que han sucedido, tenemos que poner de nuestro lado la empatía y tratar de ver qué haría yo si estuviera en su lugar y ver que hay un problema de fondo que tal vez ella solamente quiere expresarlo, hablarlo pero necesita alguien que la escuche.

O puede ser el caso de que realmente necesitamos ser claros en lo que queremos. Generalmente los hombres son muy específicos cierto y dicen quiero algo y lo puntualizan. Nosotras somos, vamos más por la tangente o nos vamos por las paredes,  decir “Mira qué hermosa la flor” cuando estamos esperando “Cómprame una rosa” o haz algo así no, cualquier cosa lo adornamos demasiado pero la comunicaciones tenemos que ser muy claras en lo que necesitamos, en lo que queremos decir, para que no se mal entienda y pues esto nos lleve a frustraciones de pensar que nuestra pareja pues no nos entiende. Porque no nos pueden adivinar, no pueden adivinarlo ni asumir nada de lo que nosotras esperamos que hagan. Así que muy seguramente lo que sucede es que los esposos piensan “O ella quería a salir con sus amigas y luego yo voy a sentir” “Bueno pues entonces a ti no te importa que yo me vaya con mis amigas y siempre prefieres que me vaya con ellas o que me haya contigo” Y siempre estamos asumiendo algo incorrecto. Entonces lo mejor es ser claros y específicos con esto.

De hecho una de las estrategias que nosotros hemos utilizado cuando tenemos un desacuerdo, cuando estamos en un momento en donde no sabemos qué hacer, preguntamos el uno al otro “¿Qué crees que debo hacer en este momento o qué esperas tú que yo haga en este momento?” A veces cuando tenemos dificultades no sabemos por dónde arreglar el asunto y a veces pues se necesita una persona que se da para poder arreglar cuando tengamos una dificultad, y tal vez esa pregunta nos puede ayudar porque yo la he dicho miles de veces y generalmente me ayuda mucho ¿Qué esperas tú que yo haga en este momento? Entonces ahí es donde tú puedes ser clara y decirme qué estás esperando.

Realmente no debemos enfocarnos en las cosas que se hacen mal sino en cómo te sientes al respecto, lo que expresamos, nuestros sentimientos, cómo me siento frente a lo que estás diciendo, pensando, haciendo, más que en lo que realmente hiciste incorrectamente o qué hiciste mal. No acusamos a las personas o a nuestra pareja “Es que tú hiciste…” Sino realmente decimos es “Me sentí incómoda por el comentario que hiciste” “Me siento triste por lo que dijiste y me siento ofendida” “Me siento… me siento… me siento…” En cambio, decir “Es que tú hiciste… Y tú dijiste… y tú” Entonces es mejor decir “Amor con lo que me enseñaste, la verdad me hiciste sentir muy mal” Como decimos a veces, me hiciste quedar como un zapato. Entonces eso es importante, tener en cuenta que no debemos enfocarnos en lo que la pareja hizo mal sino en cómo me siento respecto a esa situación.

Muy bien amigos si ha sido muy interesante poder hablar de la comunicación en la pareja ¿Qué recomendaciones tenemos para las parejas que nos escuchan que tienen problemas de comunicación?

Las primeras recomendaciones es olvidarnos de las palabras que usamos como “Siempre y nunca” Esa es una recomendación muy importante, cambiar, sacar esas palabras de nuestro vocabulario cuando estamos en una comunicación, en la conversación con nuestras nuestra pareja.

De hecho ustedes pueden entrar a la página de Amorosamente Casados, allí van a ver los links del podcast para que lo pueden escuchar directamente desde la página de internet o por Facebook, o YouTube. Donde lo están escuchando vayan a nuestra página amorosamentecasados.com y allí van a encontrar los episodios del podcast y también van a encontrar un documento, que es como una guía, como la tarea que van a poder ustedes descargar para que puedan revisar como son, en qué puntos tal vez está fallando la comunicación con su pareja y de esa manera pues pueden encontrar alternativas, soluciones o pueden darse cuenta de que tienen que trabajar en algunos asuntos. Una pregunta para ti amorcito ¿Cuántos minutos al día debe hablar la pareja?

Muchísimos. Si, debemos comenzar el día con una pequeña conversación al despertarnos y agradecer que estamos juntos, comenzando el día nuevamente pero pues todas las veces posibles. De hecho recordar que el amor nunca se quita, el amor no solamente es eso sino que las muestras de cariño, estar siempre presentes en nuestras conversaciones, tomados de la mano o abrazados, o muy cerca, o compartiendo en algún lugar agradable, tener una conversación es importante. Sería interesante si lo haces fuera del círculo en el que siempre estás.

Entonces vamos a pedirles que por favor se comuniquen más de una vez, más de varias veces al día porque generalmente cuando yo tengo un descanso en mi trabajo, estoy llamando a mi esposa en todo momento, pero hablamos de asuntos en dónde podemos revisar, qué está pasando con nuestro día a día, cómo van nuestros proyectos, nuestros hijos, que nos falta, que estamos trabajando, qué desafíos tenemos. Es así, revisar nuestra agenda todo el tiempo y poder discutir asuntos.

Una cosa también muy interesante es que la comunicación sea cada vez que  sientes que debes hablar con tu esposo, si las circunstancias lo permiten, si puedes llamarlo constantemente del día a día con una comunicación. Eso es muy interesante porque como vimos hace un rato, cada vez que nos comunicamos nos conocemos más, las etapas de la vida todo el tiempo estamos cambiando, las conversaciones de ahora no son las mismas que cuando nos casamos, ni cuando teníamos 10 años de casados, o 20. Ahora son distintas, entonces estamos constantemente cambiando y de hecho por eso es tan importante estar comunicando constantemente.

Una clave importante que queremos compartir con ustedes también es que muchas veces los hombres o las mujeres, o cualquiera de los dos están ocupados en el día a día, en sus trabajos y de sus quehaceres verdad, entonces no se molesten si al momento no pueden responder a su llamada. Es como tú me llamas eventualmente, yo estoy en una reunión y te digo “Amor no puedo hablar contigo, te llamo más tarde” Y tú no te molestas, no te ofendes sino perfectamente me entiendes y me dices “No hay problema más tarde hablamos” O viceversa, cuando tú me llamas, cuando yo te llamo y tú me dices “Amor en ese momento no puedo hablar” Pues yo te entiendo perfectamente, no quiero interrumpir ni tu trabajo, ni tus estudios, ni nada de lo que estás haciendo. Entonces sencillamente buscamos el momento en donde podemos comunicarnos y básicamente recordar que no podemos pedir cosas que no estamos dispuestos a dar.

Si realmente queremos ser escuchados y realmente queremos expresar nuestras opiniones, nuestros sentimientos,  de esa manera también tenemos que aprender a escuchar y aprender a aceptar los sentimientos y las expresiones de nuestra pareja.

Muy bien, así que amigos hombres que me estén escuchando, las mujeres necesitan ser escuchadas. Por favor dediquemos unos minutos al día para poder hablar con ellas, para poder prestarles atención y hay algo más que me encanta, que quería recomendarles y es cuando nos vamos a comer helado.

A veces nos vamos a comer un helado los dos y hablar un rato de muchas cosas, planes, sueños y muchas otras cosas que suceden en nuestras vidas a diario pero es algo que nos fortalece como parejas, el robarnos unos minutos para nosotros y pues luego continuamos con el “Corre, corre” y con los hijos,  con la vida y con el trabajo, pero siempre es importante sacar unos minutos para nosotros.

Dos minutos tan lindos cuando a veces llego estresado, cansado, cuando el momento de relax no ha sido suficiente porque es momento de transición, vamos a hablar de eso más adelante, pero cuando hay un estrés que es evidente, que no nos deja comunicarnos, varias veces me has tomado de la mano y me dices “Acompáñame a comprar que si esto o alguna excusa” Y nos vamos, caminamos y hablamos.

Así que pues con esto terminamos nuestro podcast de hoy y sólo quisiera recordar que lo importante no es probar que te tenemos la razón, ni esperar que tu pareja cambie de opinión para que acepte la tuya. Lo más importante es poder comunicarnos, expresar nuestros sentimientos y recordar que este es un proceso en el que nos estamos conociendo todos los días, y en cada experiencia del día a día tenemos reacciones distintas. Así que los invitamos a comunicarse mucho.

Sí que sigan al volante en su comunicación, empiecen de poco a poco. No tienen que estar dedicándose los 15 o 20 minutos al día, no es su rutina en su matrimonio pero sí sería bueno que empiecen a dedicar un par de minutos a trabajar este asunto de la comunicación, en menos de lo que ustedes se den cuenta van a tener conversaciones muy placenteras, van a tener conversaciones en donde de verdad estén escuchándose el uno al otro, y donde puedan sentir que una persona quedo en el hogar que nos ama. Porque  el matrimonio es algo muy hermoso que nos provee de una persona que está allí para apoyarnos en todo momento. Y mientras más estés con tu pareja pues más sabrás de él. Así que la invitación es que puedan a hablar mucho.

Amigos muchísimas gracias por este tiempo que nos han permitido estar con ustedes. Esperamos de verdad que algunas de estas estrategias o técnicas les puedan ayudar en sus relaciones, en su matrimonio, con su pareja y que puedan tener mucha felicidad por sus matrimonios. Es muy hermoso, siempre sorprende a tu esposo con una llamada o una pequeña salida para hablar.

 Y a las mujeres llénalas de detalles por favor, son tan susceptibles a los detalles, son tan hermosas cuando le llevamos un detalle cada día así que sigamos adelante. Amor mío gracias por estos momentos, gracias por este tiempo o segundo podcast.

¡Bien hecho!

 Bueno entonces vamos a continuar con ustedes, los esperamos la próxima semana en dónde vamos a hablar de otros problemas que podemos encontrar en el matrimonio y que a veces estamos hablando de muchas actividades separadas, cuando yo me voy con mis actividades, él se va a  sus actividades, vamos hablar un poquito acerca de esto pero eso lo trataremos en el próximo podcast. Por ahora gracias por su atención, mil gracias por su tiempo que llevamos algo así como 20 y algo de minutos y necesitamos terminar.

¡Gracias por estar aquí con nosotros!

¡Que tengan una excelente semana: Todo lo podemos lograr si estamos juntos!

Chao.

 

Carlos Orjuela

Déjanos un comentario aquí: