Episodios

006 Cómo mantener el respeto constante en la pareja

¿Te has sentido respetad@ por tu pareja?

¿Quién te quiere te respeta y si no te respeta ya no te quiere?

¿El respeto se gana o se exige?

Hoy vamos a hablar acerca del respeto en el matrimonio, cómo ganarlo, cómo mantenerlo, cómo entender que es el respeto para cada uno de nosotros.

¡Hola! Somos  Carlos y Ángela

Y estamos en el podcast Amorosamente Casados

Queremos ayudar a muchas parejas, matrimonios para que pueden encontrar la felicidad en su vida y este es el podcast en donde queremos hablar con ustedes y compartir nuestras ideas.

¡Bienvenidos!

Amigos y bienvenidos a nuestro programa número 6 del podcast de Amorosamente Casados. Estamos muy felices de poder estar con ustedes nuevamente y de su tiempo para poder escuchar los mensajes con cada uno de ustedes.

Bienvenidos, esta noche un poco retrasados pero aquí estamos grabando para ustedes.

Bueno hoy vamos a hablar de un tema muy interesante y tiene que ver con el respeto en la pareja ¿Que podemos hacer para entender cuál es el respeto en la pareja? ¿Cómo se entiende el respeto en una pareja y las claves para que nosotros podamos mantener una relación en donde el respeto sea una de las cosas más importantes? ¿Por qué el respeto en la pareja viene siendo un punto tan importante en la relación?

Bueno pues, es la base de todas las relaciones, no solamente las relaciones de pareja sino las relaciones laborales, relaciones familiares y la comunidad o incluso con nuestros propios hijos. Las relaciones se basan en torno al respeto y aunque puede ser algo muy común esto que escuchamos, de que debemos ofrecer a nuestra pareja o a otras personas el respeto que querríamos recibir pues no siempre es así.

Bueno hemos entendido que el respeto es la base de las relaciones, de hecho de las creencias comunes que tenemos, entendemos que si no hay respeto no hay amor, que si hay interés por la otra persona tenemos que respetarla,  tenemos que entender las maneras de respetar. Pienso que una de las maneras en donde más podemos sentir que no estoy recibiendo el respeto que merezco tiene que ver con el aspecto físico. Cuando una persona me esté irrespetando físicamente es una violación grave a las promesas que nosotros hemos hecho en nuestra relación de matrimonio pero también hay un irrespeto emocional, así cuando nosotros irrespetamos verbalmente a nuestra pareja y le hacemos sentir mal o no valoramos sus ideas, eso puede afectar muchísimo los sentimientos de la otra persona.

Pero es que a veces pensamos que el respeto en toda relación es algo que se da por sentado. Eso es parte natural de las relaciones y realmente no lo es, es algo que se gana día a día, que se trabaja con delicadeza, con reciprocidad y con esa voluntad o técnica de que queremos ser amados y queremos amar a otra persona por encima de todo, y eso lo que construimos del respeto, se construye más que exigirlo.

El respeto no solamente nace del matrimonio, de la relación de pareja como tal, sino que viene de muchísimo antes, desde pequeñitos, desde niños nosotros aprendemos o lo fijamos bien en nuestra mente el respeto por los demás y cuando nosotros estamos hablando de respeto por los demás significa entender que las otras personas tienen también una manera de pensar y que es válida. No es exactamente como yo lo haya establecido sino que lo que los otros piensen, o lo que otros les guste es válido y merece respeto. Tal como merecen respeto nuestras ideas, nuestras intenciones. También respeto, pasa mucho en la pareja, que cuando más nos conocemos, cuando mejor relación tenemos de pareja, cuando siento que ya estamos juntos porque tenemos una relación, empiezo a burlarme, pienso que la burla es  la principal manera de mostrar irrespeto por alguien ¿verdad?

Obviamente si, nos sentimos agredidos física o emocionalmente, nos afecta nuestro autoestima y obviamente la burla es algo que afecta directamente a las personas y a las relaciones.

Y hay una cosa que yo aprendido muchísimo, que tiene que ver con la relación, con las personas y tiene que ver con el respeto, tiene que ver con las burlas, con reírse de otras personas. Una cosa que quiero compartir con ustedes es que yo he aprendido que cuando uno quiere reírse de alguien o hacer cosas, o chistes acerca de alguien, tenemos que hacerlo de nosotros mismos. O sea, cuando yo hablo, me río o hablo mal de otra persona para generar un chiste, un momento cómico,  estoy irrespetando a la otra persona. La mejor manera de reírnos de otras personas es cuando nos reímos de nosotros mismos, cuando me puedo burlar de mí mismo no le estoy faltando el respeto a nadie pero cuando me burlo de otra persona, ya estoy irrespetando a alguien. Y esto me parece muy delicado, sobre todo en la pareja y eso se puede notar mucho más cuando nosotros estamos riéndonos, hablando, diciendo cosas de nuestra pareja, cuando ella no está presente, eso es la manera más interesante de mostrar irrespeto por alguien. Es hablar bien de ella aunque no esté presente. Así que lo primero que quisiera compartir con ustedes es esto, cada vez que ustedes tengan la oportunidad de mencionar algo de su cónyuge, de su esposa, de su esposo, mencionen solamente las cosas buenas, solamente los atributos, solamente las maravillas que ustedes pueden encontrar en la otra persona, puede tener muchos defectos, puede tener muchas cosas que no están de acuerdo pero siempre que mencionemos a nuestra pareja es con respeto y decir que estamos hablando solamente de las cosas buenas que la otra persona está haciendo. Yo diría que la clave número 1 es que nosotros podamos hablar con respeto acerca de nuestro esposo o esposa.

Y es que otro de los problemas básicos del respeto es que todos queremos recibirlo pero se nos olvida a veces ofrecerlo primero. Entonces en este tipo de situaciones podríamos estar cayendo en ese problema y muchas veces pensamos que si a mí me respetan entonces yo respeto. O sea, tengo que recibirlo primero para después darlo, pero pienso que el respeto tiene que ser algo que nosotros ofrecemos a todo momento y a todas las personas, sin importar su condición, si lo conocemos o no lo conocemos. Básicamente yo sé vivir con respeto por la humanidad o no sé hacerlo y esto me afecta en el matrimonio, si yo no respeto a las personas pues no voy a respetar a mi esposa.

Pues de hecho pensamos que si me quieres me respetas. Y lo damos por sentado y lo damos como por  una obligación pero la verdad es que nos podemos faltar el respeto de muchísimas maneras y de hecho pues en nuestras relaciones diarias nos faltamos al respeto, no sólo entre parejas. A veces le faltamos el respeto a nuestros hijos, abusamos de nuestra autoridad o también en nuestras relaciones interpersonales, en cualquier otra situación de trabajo, de la comunidad, veces priorizamos lo mío y no tenemos en cuenta el punto de vista de otras personas, y simplemente creemos que lo que yo necesito, lo que yo pienso, lo que yo digo así es, y así debe quedar, así que pues de esa manera también estamos irrespetando a los demás.

Bien y si nosotros habláramos  de claves para que nosotros podamos mantener el respeto en la pareja, hemos hablado de que uno definitivamente tenemos que hablar bien de la persona, sobre todo cuando no está. O sea, siempre hablar de las personas solamente las cualidades positivas y eso sería tal vez la clave número uno, hablar solamente las cosas positivas, especialmente cuando la otra persona no está presente y me gustaría preguntarles a ustedes cómo manejan ustedes está comunicaciones, qué dicen ustedes de su pareja a sus amigos, a sus conocidos o familiares, especialmente cuando su pareja no está presente. Tenemos que tener cuidado de solamente mencionar las cosas positivas para que de esta manera estamos mostrando respeto y de la misma manera cuando le mostremos pues entonces lo vamos a recibir.

Y de hecho el respeto de la pareja  lo que buscamos es respeto, que nos cuida, que nos protege y nos protege a nosotros de los demás, cuando no permitimos que otras personas hablen mal de nuestro esposo o esposa, o que no hable mal de nuestros hijos o que no hable mal de nuestra familia. Aunque puedan tener la razón, el no permitir que otros sean los jueces, son los que hacen comentarios inadecuados hacia las personas que amamos es una forma de respetar. Y en esa búsqueda también tenemos un ámbito en el que queremos crecer y es el respeto, que nos permite crecer y a la vez es que nos hace como cómplices el uno del otro, como pareja, como familia, como padres a hijos, es ese respeto el que nos ayuda a vivir, sintiéndonos pertenecientes a la pareja o a la familia.

Qué bueno cuando alguien te está defendiendo, cuando alguien siente que hay otra persona que está defendiendo sus cualidades. Pienso que es una de las demostraciones de amor más hermosas que puede existir, cuando una persona eleva su voz y manifiesta su desentendimiento de decir “Sabes que no estoy de acuerdo en que hables mal acerca de tal cual” porque tienen muchas cualidades positivas, esto de defender a la esposa, de ver solamente lo positivo definitivamente es lo primero que me gustaría que nos dé un punto interesante, que tiene que ver con la empatía, que tiene que ver con poder entender el punto de vista del otro. O sea, nos habla del respeto, en el respeto vamos a encontrar diferentes puntos de vista, tú tienes un punto de vista acerca de algo yo tengo un punto de vista diferente, puede ser diferente acerca de mismo tema pero el hecho de que tengamos puntos de vista diferentes no quiere decir que te tengo que irrespetar, que tengo que  lastimarte física o verbalmente, el respeto se mantiene aún si hay las diferencias de opinión son evidentes y de hecho el respeto debe ser intencional, en la buena voluntad,  la bondad, el tratarte con cariño, es una forma de mostrarte esa intención de que te respeto. Y recordemos que el amor por sí mismo no es suficiente para que una relación prospere y para que se mantenga a flote, las relaciones necesitan muchas dimensiones, necesitamos trabajar en muchas áreas de la vida y escuchaba que el amor es como la chispa que enciende todo este motor pero para mantenerlo funcionando tenemos que trabajar en todas las otras áreas como pareja.

Bueno ya que estamos hablando de la pareja, para poder entender, para poder respetar el punto de vista de la pareja tenemos que conocer un poco cuando estamos hablando de respeto por los pensamientos, tenemos que saber qué es lo que la otra pareja le interesa, qué música le gusta, cuáles son sus preferencias, qué tipo de películas le gustan o qué tipo de pasatiempos le gustan en su tiempo libre y por qué no, empezar a entender que hay diferencias entre las personas. Pero sobre todo que las diferencias son válidas y que tenemos que respetarlas, y poder entender cuáles son mis gustos, cuáles son tus gustos, que no tienen que ser los mismos, pueden ser diferentes pero sobre todo respetarlos, entender que es un motivo para cada gusto o para cada actividad que nosotros hacemos.

Y eso es algo que se llama practicar el respeto cotidiano, es donde  atendemos al otro y somos atendidos, donde mostramos interés por las cosas que le suceden al otro, tenemos un momento para escuchar activamente y para  ponernos como a todo por nuestra pareja. Y si son 10 minutos, media hora, lo que tenemos para compartir, es algo que realmente hacemos 100% en ese momento.

Y volviendo al tema de la empatía, poder entender los gustos de la otra persona, poder entender que tiene gustos diferentes pero la empatía significa que nosotros, es interesante, la palabra empatía viene de un Latín que tiene que ir algo así como empate, es una cosa sí pero traduce emoción, sentir empatía por el gusto de la otra persona quiere decir que yo voy a tener la misma emoción que la otra persona está teniendo acerca de un tema. O cuando mi esposa, por ejemplo, le gusta muchísimo un tema en específico, la cocina o su pasión por crear organizaciones, eventos o por liderar en algunos oportunidades, lo que yo tengo que hacer es literalmente ponerme en sus zapatos para poder entender y respetar el otro punto de vista, entonces la empatía es precisamente eso, es entender que hay diferencias pero cuando quiero tener empatía con la otra persona a través de sus gustos, para poderlo respetar tengo que vivir, ponerme en sus zapatos y poder saber por qué lo hace, qué siente y cuáles son sus emociones, y cómo puedo también entender los sentimientos que la llevan a ella o lo llevan a él hacer lo que hace, o a tener el gusto que tiene.

Pues en esta parte es una ventana aplicarse respeto para saber qué hacer, qué decir y qué no decir, para cuidar de esa persona tan importante para nosotros, que realmente es lo que es conocerla, como decíamos al principio del programa es ver sus gustos, es poder entenderlo y ser empáticos con esa persona que amamos para poder respetar todas sus puntos y entenderlo.

Okay muy bien entonces ya hemos hablado de la empatía, hemos hablado de respetar los pensamientos, defender a la pareja, hablar solamente las cosas positivas y hemos hablado un poco de otro tema que me parece muy importante y es poder conocer todos los ámbitos, todos los gustos de la otra persona.

Y es que hemos hablado de cómo vamos cambiando constantemente en las diferentes etapas de nuestra vida y así que cuando nos conocimos mi color favorito era azul tal vez ahora después de 25 años de matrimonio si le haces una encuesta a mi esposo pues ya no va a poder decir que es el azul, entonces  estamos cambiando constantemente, por las experiencias que tenemos y también porque nosotros emocional y físicamente vamos cambiando, y con las nuevas etapas de la vida que vivimos como padres, como parejas, como profesionales pues vamos cambiando nuestros gustos y vamos descubriendo nuevas cosas también.

Y uno de los temas interesantes de la pareja es también poder entender ahora qué te gusta, que no se trata de que una persona no cambie o que ha tenido el gusto por toda la vida del color azul, no pues es interesante saber que  siempre a ti te gusta el color azul te gusta todavía y otro color, siempre como tú dices, hay cambios, hay diferencias y qué lindo es poder experimentar cambios en parejas. Poder decir “Antes me gustaban los camarones pero sabes que ya no me gustan tanto” o “Antes me gustaba mucho salir al cine pero pues ahora prefiero una película en casa”. Entonces está bien que nosotros cambiemos, está bien que nosotros estemos modernizando, cambiando, probando, intentando. De hecho hay un tema que estuvimos hablando precisamente hoy acerca de cómo las mujeres se tinturan el cabello y cómo se lo encrespan o se lo alisan, o cómo cambian su look y yo le decía a mi esposa a que a mí me encanta verla con su pelo crespo pero también me gusta cuando se pone el pelo liso, me encanta cuando tiene su cabello dorado pero también me encanta cuando prueba otros colores, o sea, esa variedad es una oportunidad maravillosa para probar diferentes cosas,  no tenemos que estar casados con un solo gusto por toda la vida, es interesantísimo poder explorar, poder cambiar, poder entender, poder aceptar que podemos cambiar en cualquier momento.

Y en esa etapa de la exploración porque es algo constante, es lo que nos ayuda a construir una relación más saludable y más feliz, y hablamos de que lo imprescindible que es que no tenemos que coincidir en todo y tal vez antes  si coincidíamos en algunos temas pero ahora ya no,  porque las cosas han cambiado. Si antes siempre nos gustaba salir a bailar los viernes y ahora solamente vamos una vez al mes. Pues estamos cambiando, no queremos, no tenemos que coincidir en todo para ser una pareja feliz y sana.

Bueno entonces otro punto importante es que podamos conocernos constantemente, dialogar para saber cómo han cambiado los gustos, los hobbies, cómo ha cambiado los intereses que cada uno de nosotros tiene y es importantísimo para que podamos, a través de ese conocimiento, mantener el respeto. ¿Quieres agregar algo más antes de que pasemos al siguiente?

Sí me gustaría agregar que a veces ni siquiera nosotros nos damos cuenta los cambios que estamos teniendo. Y de pronto estamos en una situación social y entonces hablamos de algún tema, y digo “Sabes que ya no me gusta tal cosa” y nuestro esposo o esposa, así como si yo no sabía que habías cambiado y eso nos avergüenza. O tal vez nos hace sentir incómodos porque es como está siendo, como así, tu esposo no sabe que ya no te gusta el azul, por favor, ya no sabe que ya no quieres comer camarones y que porque la carne, en fin… Lo importante es que cuando algo así sucede en la reunión social o familiar, no conocemos a nuestra pareja sino que más adelante en un ámbito a solas vamos “Yo no sabía que no te gusta tal cosa o que prefieres tal otra” “Me sorprendiste con esa respuesta” pero pues qué chévere saberlo.

Sí claro, interesantísimo y  todos cambiamos, todos cambiamos todo el tiempo. Otro punto interesante que tiene que ver con el respeto es hablar acerca de la gratitud y la gratitud es precisamente valorar las diferencias que tenemos el uno con el otro, los gustos que tenemos diferentes uno por el otro y poder tener palabras de agradecimiento porque eso nos da la oportunidad de romper la monotonía en la que tal vez hayamos caído. Así que muy importante como una muestra de respeto es que seamos agradecidos con todas las experiencias y con todas las aventuras que tengamos, y la manera de ser o los gustos diferentes de la pareja, y ya tocaría un tema muy típico en las familias o en las parejas, y es la parte de las labores domésticas, increíblemente es uno los temas en que menos nos ponemos de acuerdo como parejas. Es un tema en el que muchas parejas irán a sesiones de terapia para poder ponerse de acuerdo en esto y en otros no. Pero hablando del agradecimiento se nos vuelve costumbre y rutina. Obviamente que cada uno cumpla una función dentro del hogar  y que sea mamá la que cocina, limpia, recoge y hace pero a veces nos sentimos como cansadas o no sentimos que hacemos y hacemos pero nadie lo ve o nadie se da cuenta que hicimos algo extra, y pues nadie lo agradece y realmente es una falta, lo sentimos como una falta de respeto. Sí cuando nuestro esposo llega del trabajo y nosotros hemos hecho, nos hemos cambiado la sala de posición, hemos hecho una receta nueva y todos se sientan, comen en 5 minutos y se van, y dure una hora cocinando. Entonces cambie los muebles de su lugar,  me refiero a un esfuerzo físico y todo el mundo llegó se sentó a ver televisión y nadie dijo “Oye mami gracias o amor gracias por cambiar” o “Gracias por vestir bonita la mesa para servir la cena” o alguna cosa así, no siempre agradecemos a nuestros esposos todo el esfuerzo que hacen de salir temprano todas las mañanas, ir al trabajo aún en los días lluviosos o cuando no se sienten bien, o cuando a veces quisieran quedarse 5 minutos más en la cama.

Sí el agradecimiento debe ser parte de estas buenas tradiciones que tenemos a diario. Y aunque sea parte de la rutina, lo que hacemos definitivamente, las palabras de agradecimiento siempre será un bálsamo en nuestras vidas.

Y definitivamente al igual que el respeto se infunde desde la niñez, el respetar las opiniones de otras personas y todos estos temas que estamos hablando, la gratitud también es algo que se debe cementar en la vida de las personas desde el comienzo, desde su niñez, enseñar a nuestros hijos a ser agradecidos si no lo han hecho en su vida. Yo recuerdo que cuando me casé con esta hermosa mujer, tuve un proceso de reeducación en algunas cosas básicas porque aunque en mi casa siempre se vivió mucho respeto y siempre se le vivió muchísimo amor entre cada uno de nosotros, no teníamos el nivel de expresar los sentimientos de la manera en que la familia de mi esposa lo tenía, entonces para mí, me tocó vivir el proceso de aprender a expresar los sentimientos constantemente. Entonces si yo eventualmente le decía a mi mami que me gustaba mucho la comida, que estaba muy rica, pues tuve que aprender a hacerlo mucho más seguido, mucho más efusivo, mucho más en el momento para que pudieran sentir el agradecimiento. La gratitud es algo que la familia de mi esposa se vivía mucho más que mi familia entonces, es interesante que cada uno de nosotros tiene que reacondicionar sus modos de vida, sus hábitos para poder tener una relación de pareja sana, en donde la otra persona sino se siente agradeciendo, como en este caso, lo puede interpretar como una falta de respeto.

Pero es importantísimo de verdad, muy importante que podamos ser muy agradecidos con todos los esfuerzos que hace la otra persona, nosotros muchas veces como hombres,  estaba pensando, como yo hago mi parte, yo trabajo, yo proveo, yo traigo el dinero, yo pago la renta o pago la casa, o lo que estamos pagando, entonces yo le estoy dando lo suficiente, por tanto yo estoy cumpliendo mi parte,  su parte es lavar la ropa, o atender a los niños pero eso no debemos darlo por sentado y creo que lo grave que sucede y lo que se presenta como falta de respeto, donde comienzan las faltas de respeto es cuando damos por sentado algo que está sucediendo constantemente, pero no lo vemos como algo de lo cual tengamos que estar agradecidos o expresarse agradecimiento.

Así que cuándo fue la última vez que le dijiste a tu esposa que estabas agradecido por lo que ella hacía o para las esposas, cuándo fue la última vez que le dijiste a tu esposo que estabas agradecida por el trabajo, por el salario que él estaba llevando a la casa todos los meses.

Definitivamente la gratitud fortalece cualquier vínculo y especialmente el vínculo de la pareja. Recordemos que los hijos aprenden más por ejemplo que por las palabras. Entonces definitivamente la gratitud es algo básico, importantísimo y debe hacerse desde los más pequeños detalles hasta los grandes sacrificios.

Muy bien y vamos a pasar al último punto que tenemos respecto al respeto y tiene que ver con la importancia de tener pequeños detalles.

Es que esos detalles cotidianos, yo tal vez creo que las mujeres vivimos de detalles y no solamente los detalles que nos traigas flores, que me traigan serenata y que me compres chocolates, esto que estamos hablando a su momento de notar las pequeñas cosas que hacemos, es algo más intuitivo, es algo que le da un brillo especial a las cosas que hacemos. Entonces el hecho de no sé, si un día nuestro esposo hace algo extra en casa, aunque generalmente los hombres lavan su plato, su cuchara y su vaso, y ya hicieron el 60% del trabajo pero realmente ¿y el resto de la cocina? ¿Quién lo va arreglando o quién va a organizar lo demás? Pero los pequeños detalles son los que transmiten esa buena comunicación, son los que fortalecen la relación, son los que llenan, te alegran el día, definitivamente te cambian tu actitud también tu relación de pareja.

Yo sé que con los pequeños detalles hay una cosa muy interesante y es que al principio de los pequeños detalles, hasta que no hemos creado nosotros el hábito de reconocer esos pequeños detalles, tanto para los hombres como para las mujeres, es importante que se mencione el pequeño detalle que hice. O sea, como notaste que lave los platos en vez de sólo el bien y entonces tal vez, las cosas se agradecen, un poco reconocer y decir sí lo noté, te agradezco, como le digo, solamente el principio para poder entender que después se va a convertir en un acto en donde ya los pequeños detalles se notan pero así como el respeto, tenemos que darlo para recibirlo. Los pequeños detalles también constituyen algo muy importante que tiene que parecer que convertirse en algo como nuestro hábito, de tener pequeños detalles de atención para nuestra esposa, pequeños detalles para que ellas entienden. Hay un documento que me parece importantísimo, es un libro de un señor que se llama Gary Chapman y el habla de Los cinco lenguajes del amor y uno de los lenguajes del amor que más porcentaje tienen las mujeres es el lenguaje de los detalles, ellas perciben el amor cuando el esposo les trae detalles y tiene detalles con ellas, entonces esposo es una recomendación para ustedes, tal vez a nosotros no, no estamos acostumbrados a notar los detalles pero ellas sí lo notan y es muy importante que nosotros podamos tener esto en cuenta, para tener muchos detalles pequeños con nuestra esposa, ese pequeño detallito adicional, el comprarle una flor cuando pasamos en la floristería o el comprarle el chocolate que a ella le gusta y no tenemos que invertir muchísimo dinero, no tenemos que gastar todo el tiempo en joyas o cosas increíblemente significativas, o costosas. Es precisamente eso, pequeños detalles son los que puedes marcar la diferencia increíble en la relación.

De hecho quisiera mencionar alguna sorpresa en la mañana que encontré una nota de mi esposo detrás de la puerta de nuestra habitación y la verdad me sorprendió, una hermosa nota de amor pero son esas cosas las que a las mujeres nos mantienen como enamoradas, como sintiéndonos vivas, como sintiéndonos valoradas y obviamente cuidando el tono de como decimos las cosas, como hacemos las cosas es algo vital para nosotras como mujeres.

Bueno amigos, entonces hemos hablado de los detalles, las claves que nosotros podemos tener para mantener vivo el respeto en la relación, hablamos  de que es importantísimo que podemos mencionar solamente las cosas positivas, que no hablemos absolutamente nada irrespetuoso de nuestro esposo o esposa, especialmente cuando no están con ellos.

Hablamos también de los detalles que tenemos que tener en cada uno de las cosas que hacemos, de conocer los gustos, los hobbies de las que estamos cambiando constantemente, los intereses de la otra persona, hablamos un poquito de la empatía, entender por qué lo hacen, entender porque les gusta y sobre todo respetar su punto de vista, hablamos de la gratitud y de los pequeños detalles pequeños y pequeñas claves. Nosotros podemos hacer que el respeto se vea mejor en el matrimonio, en la pareja y que en ningún momento se pierda.

Y comenzamos con una pregunta ¿El respeto se gana o se exige? Es algo que tocamos en esta noche y definitivamente es algo que se gana, es algo que se construye a diario, es algo que se da y que se recibe pero que no se exige, sino que nace cuando tú quieres, cuando tú das respeto y cuando tienes en cuenta tus pequeños detalles de los que hemos hablado y estás claves pues definitivamente el respeto sale a flor de piel por parte de nuestra pareja.  Yo recuerdo y quiero confesarles a ustedes, cuando yo estaba aprendiendo a ser papá, especialmente con mis hijos, es un error que le he pedido a mis hijos perdón 50 mil veces, en algún momento llegué a pensar que el padre era el que tenía la razón, no las respuestas o al que tenían que hacerle caso a los hijos, entonces en más de una ocasión llegué inclusive a levantar la voz con mis hijos y a decirles que ellos tenía que respetarme, que tenía que hacerme  caso porque yo era el papá y pienso que lo que sucedió en ese momento es que ellos entendían el valor del respeto y de hecho lo hacían pero finalmente no era respeto, era temor y esto fue un error gravísimo, que cuando me di cuenta, cómo les digo no he hecho más que pedirles perdón a mis hijos durante toda la vida, porque el respeto es algo que tiene que ganarse con amor pero no exigirlo. Cuando se exigen respeto tal vez lo que ustedes van a encontrar, lo que va a recibir es temor, solamente respuesta al temor y eso puede ser bastante grave para la relación.

Bueno amigos pues queremos ver si estos comentarios que nos ha hecho, recordándoles que es muy importante para nosotros compartir con ustedes que seguimos creciendo y tenemos una expectativa muy alta. Estamos muy contentos de poder ayudar a otras parejas con nuestras experiencias y con todos estos temas que estamos tocando.

Estamos supremamente contentos con el seguimiento que hemos tenido en las redes sociales, en Facebook, ya saben ustedes pueden llegar a Amorosamente Casados y estamos súper felices. Nosotros comenzamos este proyecto hace exactamente 40 días, o sea, un mes y 10 días, y no eran nuestras expectativas poder llegar al alcance que hemos tenido, queremos decirles con muchísima felicidad que gracias a ustedes hemos llegado ahora a 5000 seguidores en Facebook y 5000 seguidores en 30 días es bastante prometedor. Si hay muchas personas que necesitan la ayuda que estamos tratando de brindar para las familias, para los matrimonios, para que podamos vivir Amorosamente Casados.

Bueno para terminar, llegar a compartir con ustedes algo muy especial para mí, es que la relación más feliz y duradera es aquella que sabe cuidar los detalles cotidianos, es algo de cada día, de cada momento, cuidar de todos estos detalles para fortalecer nuestras relaciones de pareja.

Amigos estamos muy felices de seguir con ustedes y bueno seguiremos en nuestra sección de preguntas y respuestas la próxima semana. Y vamos a tocar otro de los temas que pueden ayudarlos para que podamos tener mucho éxito en nuestros matrimonios y para que podamos tener mucha felicidad en nuestra vida.

Nos despedimos y estamos muy felices de estar con ustedes.

Somos Carlos y Ángela.

Y estamos Amorosamente Casados

Que tengan una gran noche, día, donde quiera que nos estén escuchando, a la hora que nos estén escuchando.

Muchas gracias.

Nos vemos pronto.

¡Chao!

 

 

Carlos Orjuela

Déjanos un comentario aquí: