Episodios

022 ¿Qué hago si mi esposo me quiere dejar?

 

¿Qué pasa por la cabeza de un hombre cuando piensa dejar el hogar y su matrimonio?

¿Qué hago si mi esposo me quiere dejar?

Amigos bienvenidos a nuestro episodio número 22 y en el día de hoy vamos a transmitir una charla muy interesante que tuvimos en nuestro coaching gratis que tenemos para poder ayudar a las personas y a los matrimonios.

¡Bienvenidos!

Aquí vamos…

¡Hola! Somos  Carlos y Ángela.

Y estamos en el podcast Amorosamente Casados.

Queremos ayudar a muchas parejas, matrimonios para que pueden encontrar la felicidad en su vida y este es el podcast en donde queremos hablar con ustedes y compartir nuestras ideas.

¡Bienvenidos!

Estamos muy contentos de poder tener esta oportunidad de compartir con ustedes y en el día de hoy vamos a trasmitir una de las oportunidades que hemos tenido de compartir este coaching matrimonial que hacemos en nuestra ayuda a los matrimonios y vamos hablar de un tema que desafortunadamente es bastante recurrente, tiene que ver con una mujer que está siendo abandonada por su esposo y cuál es la situación que puede ella vivir. Esperamos que estos comentarios de alguna manera pueden ayudar porque parece ser un tema bastante común.

Recordemos que en las etapas del matrimonio tenemos una etapa en la que está el enamoramiento y al paso de los años, de convivir y comenzar una familia, los intereses van cambiando, las circunstancias van cambiando y ya tenemos otras perspectivas de la vida y del matrimonio. Así que es muy interesante en esta ocasión compartir la experiencia de nuestra oyente y poder aprender todos acerca de qué puedo hacer para mejorar en mi hogar y saber cuál es la estrategia que podría funcionar en mi hogar.

Una casa muy importante que vamos a discutir en la charla, lo mencionamos, es que de ninguna manera tenemos que sentirnos culpables por la situación, esto sucede desafortunadamente en algunos hogares,  va a suceder y lo más interesante es que nosotros podemos entender que no es nuestra culpa, nosotros no somos los culpables de una situación como ésta que pueda suceder.

Recordemos que hemos estado hablando de los lenguajes del amor y en esto tenemos que aprender cómo realmente expresar el amor a nuestra pareja y también como recibir el amor de nuestra pareja pero si bien no debemos sentirnos culpables, también es cierto que es un trabajo en común, es un trabajo entre dos y es importantísimo que podamos cada uno asumir la responsabilidad y las cosas que debe cambiar, ajustar, mejorar, modificar para poder tener éxito en el matrimonio.

Y superar todas las etapas porque así como hay etapas de enamoramiento, de dificultad, también desafortunadamente esta etapa de la separación, desafortunadamente algunas personas deciden que la separación puede ser lo mejor en determinado momento pero también tenemos que asumir cómo vivir con esa situación y cómo superarla para que nuestra vida continúe porque la vida continúa.

Sin embargo, no estamos apoyando la separación de las parejas, lo que queremos es poder encontrar los medios, las herramientas y las estrategias que pudiéramos tener para superar juntos esa dificultad que se presenta y debemos recordar también la importancia de aquello que recobra un gran valor, de dónde venimos, cómo fuimos criados, cómo vimos, que eran nuestras familias y cómo crecimos en ese ambiente porque consciente o inconscientemente estamos repitiendo los patrones con los que crecimos.

Tristemente sucede eso pero podemos romper los patrones, también podemos cambiar el pasado, no tenemos que ser víctimas con lo que ha sucedido hasta el momento.

Pues lo que sucedió en nuestra infancia fue la responsabilidad de nuestros padres pero una vez que nos convertimos en adultos, nosotros podemos cambiar esas cosas que no nos gustaron, esas cosas que no nos hicieron feliz y que podemos hacer un cambio radical en nuestra propia vida, en nuestros propios hogares. Así que la invitación es mejorar nuestras relaciones matrimoniales.

Sin más preámbulos vamos a pasar con ustedes la grabación de esta llamada de coaching matrimonial que tuvimos con nuestra oyente. Aquí vamos…

“Bueno pues tengo una relación de más o menos 6 años, tenemos ese tiempo de convivir juntos, vivimos juntos, tenemos en este momento un bebé de un año y dos meses, hemos presentado inconvenientes, peleas, han habido casos de infidelidad pues presentamos muchas peleas, muchas discusiones porque él vive como más dándole prioridad a las fiestas, a los amigos, al celular, a las redes sociales y nunca había tiempo para mí, pues lo discutimos y lo logramos entre comillas arreglar. Pero pues hace más o menos un mes, él me dice que él me quiere, que me aprecia, que se preocupara siempre mucho por mí pero que el sentimiento de amor ya no es el mismo, que ya no siente amor por mí y pues de hecho ahorita en 2 días se va a ir de la casa, me dice que él me quiere mucho, que a él le gustaría volver a enamorarse de mí, que le gustaría que las cosas fueran como antes, realmente  yo obviamente no me quiero separar, yo lo amo mucho, amo mi hogar pero pues no sé qué hacer, no sé cómo actuar, no sé qué decirle, no sé cómo llegarle porque él a veces como una barrera  entre los dos y no me deja como acceder mucho. No sé realmente qué hacer, entonces encontré la página de ustedes en Facebook, escuché algunos de los programas y pues tomé la decisión de hacer la pregunta para ver si de pronto ustedes tienen un consejo o algo así como para mí”.

Oh qué linda. Gracias, gracias por contar con nosotros, por confiarnos tu situación y lamentamos mucho que estés en este momento pasando por este desafío tan fuerte.

Bueno la verdad sí es un problema que cada uno de nosotros, que cada situación es diferente, no podemos generalizar y lo que trataremos de revisar  entonces es cuál es específicamente tu situación, saber un poquito tal vez cuáles son sus creencias acerca del matrimonio, tal vez cuál es la imagen que él tiene acerca del matrimonio, la imagen que tú tienes del matrimonio y tal vez cuando nosotros estamos teniendo dificultades en el matrimonio es porque hay algo que no nos está llenando, los hemos hablado de que nosotros tenemos ciertas necesidades, tal vez para algunos las necesidades son diferentes de otras personas y desafortunadamente cuando una persona no siente que sus necesidades están siendo llenas y no encuentra la manera de llenarlas,  una manera muy fácil es abandonarla, como que aquí no encontré eso pues entonces me voy, y tal vez es lo que tengamos que revisar, qué es lo que tú estás buscando, qué es lo que él está buscando y cómo esas necesidades pueden ser llenadas.

Eso no significa que justificamos la infidelidad, no justificamos el deseo de solamente irme y te quiero mucho pero nos vemos de lejos. Pero sí es un punto de partida para entender qué es lo que está pasando, no sé, tiene mucho que ver también de qué tipo de hogares venimos, qué tipo de padres tuvimos, que vacíos traemos desde la infancia y ese hecho de querer irse o de tener otra relaciones fuera del matrimonio son sus vacíos, no tienen nada que ver contigo, a veces nos sentimos culpables de la situación hasta cierto punto pues creemos que es por nosotros y por lo que hacemos o dejamos de hacer, pero realmente pues son los vacíos personales que lo ideal es llenarlos con nuestra pareja.

“Sí, claro”.

Que nos puedes contar un poquito acerca de cuál es el origen de su familia, o sea, sin entrar mucho en detalle, él viene de un hogar estable, de padre y madre estable.

“No, él creció únicamente con el papá, la mamá se fue cuando él era muy pequeño y lo crio la abuelita y digamos que lo malcrió porque cuando yo lo conocí todo el tiempo tuvieron una persona que les colaboraba en la casa, entonces él llegó a tener 20, 22 años y le recoge la ropa, le hacen la cama, o sea, nunca ha experimentado lo que es tener que arreglar sus cosas y siempre ha tenido quien le haga todo, se lo han dado muy fácil en la vida, después que él salió de la casa se fue a vivir conmigo, entonces pasó exactamente lo mismo, yo lo atendía, yo le hacía, entonces a veces yo siento que de pronto él se necesita este espacio de irse a vivir solo, pues como para que él de pronto empiece a tener que hacer sus cosas y al ver que si no hago nadie le va a hacer, de pronto comience a valorar un poquito lo que la gente haría por él, no quiero decir que se vaya pues obviamente no es lo que yo quiero pero si él siempre ha sido una persona así, como que todo le han dado, siempre ha sido como un niño de casa que todo le han solucionado en la vida, pues como muy fácil y no ha tenido ningún tipo de responsabilidad nunca. Y de pronto ahora al enfrentarse a un hogar, a un hijo pues como qué tal vez eso lo ha asociado un poco, pienso yo, no sé”.

Sí y puedes tener mucha razón en eso. Ahora cuéntame un poquito acerca de tu hogar ¿tú creciste en un hogar estable con tus padres?

Sí yo sí crecí en un hogar donde estaba papá y mamá con mis hermanos. Pues yo sí desde pequeña tuve responsabilidades, como todos los hijos que tenemos,  más o menos a los 18, 19 años empecé a trabajar y empecé aportar en mi casa, entonces es muy diferente y mi infancia a la infancia que él tuvo. Porque yo sí desde muy pequeña tuve que asumir ciertas responsabilidades y ciertos roles entonces pues digamos que de pronto la visión de las cosas es mucho más madura y más clara que la que él pueda llegar a tener, entonces no sé si a veces creo que necesita como ese espacio pero me da miedo o mi temor es que él se vaya y pues él le gusta todavía, que es un chico universitario, que todos los viernes es la fiesta, el trago, los amigos y de pronto a veces creo que si fuera sólo realmente no va a volver nunca a estar con nosotros, con mi hijo y conmigo”.

Te entiendo ¿Y ya tuviste esta conversación con él? o sea, ya sabe, ya le explicaste o ya le contaste tu punto de vista de que va a pasar cuando él se vaya en buenos términos, tal vez en anteriores discusiones.

“Sí, sí claro, lo hemos discutido, de hecho desde que él me planteó la idea de que él se iba, que quería separarse no hemos tenido ninguna discusión, hemos tratado de ser lo más cordiales posibles porque ya no hay nada pero sigue viviendo acá en la casa mientras tanto. Entonces es un poco complejo eso, yo socializando y hablando pero no tener nada, para mí ha sido muy duro porque pues me duele mucho, pero sí he sido muy clara, le dicho mis temores a lo que él se va, le he dicho pues él tiene cierto tipo de problemas porque a veces él se va y se pasa con el trago, y no se puede controlar. Entonces le dicho que me da miedo esas cosas, dice que sí, que él es consciente de eso, pero él quiere cambiar, el necesita como ese espacio sólo para organizar, como muy bien sus ideas, su vida y ese tipo de cosas, y que si él ha de volver algún día con nosotros sea pues cambiado, y sea para siempre, pero que él siente que necesita cómo vivir solo, cómo vivir esa experiencia, entonces pues no sé…”

Tú tienes mucha razón en la parte de analizar que él necesita vivir esas experiencias de responsabilidad y necesita vivir, hacerse cargo de cosas que nunca ha hecho pero bueno cuando lo conociste ya estaba así, así que es parte de su personalidad, en este momento no sé hasta qué punto él pueda sentirse, claro él está tomando la decisión ahora de que quiere irse, pero muy seguramente tiene miedo de que lo abandones también como lo abandonó su mamá y no crecer con esa figura materna, entonces en su interior muy seguramente él tiene ese miedo y para evitar ese dolor de que tú le digas “Okay pues entonces está bien así, cada quien hace su vida, yo puedo sin ti” entonces y de hecho claro que lo vas a hacer, puede seguir adelante sin él, sin embargo, tal vez ese miedo a que le contestes eso, ese miedo a que lo dejes ir es con lo que te está probando.

Y básicamente los modelos se repiten, podemos ver por ejemplo, que él viene de una familia en donde su mamá se fue y su papá es uno solo, entonces él no ha visto la necesidad de que hay una madre en el hogar o una esposa en el hogar. Entonces él dice como básicamente de que mi papá pudo solo y tuvo mi familia, y bueno estaba mi abuelita pero no entra dentro de la ecuación en este momento, pero él dice yo me puedo ir, yo también puedo hacerlo sólo porque no necesito tener a una mujer como mi papá tampoco la tuvo. Entonces el modelo que él tiene en su mente, es un modelo de un padre solitario y básicamente está tratando de repetir el modelo y pues por eso no lo podemos culpar. Yo pienso que hay algo que podemos hacer y es que definitivamente necesitas sentarte con él y hablar con él acerca de toda la visión que tú tienes acerca del matrimonio y lo que quieres para él, para tu familia y para tu vida, y explicarle un poco, tal vez el modelo de lo que te estamos comentando, el modelo que ha tenido, pienso que es inevitable que él se vaya tal vez alejar un poco, quizás cuando se vaya él va a ver esas experiencias sólo como dice mi bella esposa pero vas a tener que recordarle en todo momento lo que tiene contigo, o sea, sin achacarle las malas cosas, sin decirle “Mira de todo lo que te pierdes” pero es algo así como decirle tú vas a tener aquí un hogar, tú tienes un hogar con nosotros, tienes un hijo y sabemos, entendemos el modelo que él tiene de hogar, de familia, no es un modelo formal, llamémoslo padre, madre e hijo, sino sólo papá e hijos, entonces demostrarle, hacerle entender eso pero hacerle ver qué todo momento él puede tener un hogar estable y feliz.

Sí esa parte es muy valiosa, él necesita sentir que es importante en tu vida, que es importante en tu hogar, que es importante para tu hijo. Yo sé que podemos estar dolidas y algunas cosas, pues a veces tenemos que callar por un tiempo ciertas cosas para no lastimar y salvar la relación, y fortalecer la relación pero hay otras manera de decirlo y otros momentos para decirlo. Entonces sería, no sabemos si lo ha intentado desde ese punto de vista, pero no le abras la puerta tan fácil. No dejes ir tan fácil, tal vez no te estoy diciendo que le llores y le supliques, no es ese el punto, lo que estoy tratando de sugerirte es que puedas ser el apoyo y llenar ese vacío que él tiene, o sea, si tú te vas de todas maneras aquí estamos para ti, somos tu familia, me encantaría, nos encantaría que estuvieras con nosotros siempre, que pudiéramos aprender juntos, yo también tengo cosas que mejorar porque obviamente en una relación ambos nos vamos puliendo.

“Sí obviamente ambos tenemos cosas que mejorar y que corregir. Pues sí, yo sí he hablado con él y le dicho, de hecho le dije bueno si tu decisión ya está tomada Okay pues no te voy a rogar porque no quiero coaccionar que de pronto te quedes por lástima o bueno lo que sea, pero quiero que sepas que siempre que necesites hablar con alguien, que necesites que te escuchen, que necesites cualquier cosa siempre vamos a estar acá nosotros, yo a él se lo dije cuando él me lo planteo, yo le dije que sigue siendo mi esposo, no tanto para ti que como cuando te vayas yo no seguiré siendo tu esposa porque pues no lo sé pero para mí sigue siendo mi esposo, sigue siendo el pilar de esta familia y quiero que siempre lo recuerdes, él se mantiene firme en su decisión de que él necesita ese tiempo, dice que de pronto este cambio sea para bien, que de pronto va volver a estar con nosotros y esa seguridad de que si quiero y a los dos meses no ya mejor no quiero y si en esos ires y venires…”

Claro te entendemos.

¿Tú crees que ese tiempo se le va servir para eso o crees que lograría llenar o contestar esas preguntas y esas inquietudes que él tiene mejor a tu lado?

“Pues lo que pasa es que las veces que lo hemos intentado sin que él se marche de acá, hemos tocado mucho, hemos discutido mucho y como que todo gira en un círculo. Entonces él cometió una falta, no me molestó y él le contestó súper feo, discutimos y volvemos a lo mismo, pasa un tiempo portándose bien, digamos, luego volvemos a lo mismo, entonces nosotros tomamos terapia de pareja, un par de sesiones que a mí personalmente me sirvieron mucho y me di cuenta que pues parte del mal genio y del estrés con que yo vivía es porque él acá no me colabora mucho, entonces llegaba estresada del trabajo, mi bebé para mí tampoco fue fácil asumir el rol de mamá al comienzo, entonces yo llevaba una carga de estrés muy alta y lastimosamente me desquitaba con él. Entonces en su momento yo reconocí mi error, le ofrecí una disculpa y empecé a cambiar mi temperamento, empecé a pedirle las cosas de buena manera, empecé a no reclamarle por ciertas cosas y al otro día decirle las cosas pues como con cariño y como para que él entendiera un poco mejor, y no entráramos en discusión pero fue cuando él tomó la decisión, fue cuando me enteré que había otra persona, y fue cuando él ya decidió. Bueno me dijo que había cortado con esa relación, algo que pues realmente yo le creo pero no tengo como corroborarlo y fue cuando tomó la decisión de que él quería irse y darse cuenta porque él me dijo que lo que pasaba era eso, que él había intentado volver a enamorarse, por ver que las cosas fueran como antes, pero que no la había conseguido, entonces que él prefería como que mejor estuviéramos separado y ver si de pronto sea posible que ese sentimiento volviera a nacer porque él me lo ha planteado varias veces, y me dice que yo todavía le gusto, le parezco linda, me quiere mucho, le gustaría volver a tener ese sentimiento de amor pero pues no sé, realmente él no es una persona cómo que exprese mucho sino lo que uno puede sacar de una conversación, no es de lo que expresa demasiado lo que está sintiendo”.

Bueno mira la verdad es que yo tengo un amigo que siempre dijo una frase que me pareció bastante interesante, medio dura pero a veces puede ser una realidad, él decía que el hombre busca por fuera lo que en la casa no le dan y básicamente hay un vacío, lo que quiero mencionar es que de alguna manera él no ha sentido, ya sea por su formación, porque creció en un ambiente diferente pero él tal vez no ha sentido que está completamente lleno, llamémoslo así, en todo aspecto, en todas las áreas y más adelante nosotros vamos a tratar de explicar las necesidades humanas pero hay algo que le está faltando a él en la relación y contigo pues hemos hablado de los cinco lenguajes del amor, por ejemplo, hay que encontrar qué es lo que él necesita, que es lo que le gusta, de igual manera tú también tienes que hacerle saber qué es lo que tú necesitas, qué es lo que a ti te gusta también pero básicamente lo que está pasando es que él se va porque él piensa que va a encontrar o va a llenar eso pero si tú llenas esa necesidad con tu familia, con tu hijo y él no sintiera la necesidad de irse pues sencillamente no se iría.

Sin embargo, no quiere decir que tú no le estés dando las cosas que él necesita, tal vez él no las quiere tomar, tal vez él no las quiera aceptar, tal vez él la quiere de otra manera, tal vez no valora, como mencionadas al principio, porque tal vez para el los actos de servicio no son su lenguaje prioritario del amor por ejemplo, y por eso no colabora en casa, y no hace nada pero pienso que lo que tienes que hacer es un proceso verdad, en este proceso tú vas a encontrar algunas estrategias que vas a estar utilizando. Entonces por ejemplo, cuando tú estés tratando de hacerle sentir que lo respetas es importante que le digas eso, yo estoy tratando de demostrarte respeto y por eso estoy haciendo esto, y esto, y esto, y que él aprenda todo lo que tú has aprendido en las terapias de pareja. Tú dijiste que aprendiste mucho y que hubo algo que te llamo mucho la atención y que hubo un cambio en ti, tienes que hacerle ver eso también, yo encontré esto y estoy haciendo cambios también, o sea, poco a poco, desafortunadamente con los hombres tenemos que educarnos, y las mujeres se encargan muchas veces de educarnos en el hogar y decirnos estoy haciendo esto, estoy tratando esto, estoy hablando con personas, estoy recibiendo una terapia o estoy haciendo un curso, y hasta tienes que enseñarles también todo lo que tú estás aprendiendo para que de alguna manera los dos aprendan que están juntos.

“Ah okay, vale”.

Y también me parece una sugerencia importante sí definitivamente salen dos días y realmente se quiere ir, antes de eso plantéale crear un plan de apoyo para ayudarle a encontrar eso que está buscando afuera, o sea, cómo te ayudo, nos vemos, quieres que nos hablemos todos los días en la noche, quieres que te esté enviando viendo videos del niño o videos nuestros, o cómo estamos en contacto, cómo me cuentas tus cosas, o sea, tratar de no darle un espacio totalmente abierto porque definitivamente va a llenar esos vacíos con muchas cosas de afuera que son interesantes.

Claro el trago, las mujeres y ahora va a tener la libertad que ya no tiene el hogar, pues lo va a experimentar, eso tal vez es inevitable pero hay que hacerle ver que hay algo de valor que permanece en tu hogar y no algo pues momentario que puede encontrar con los amigos o en un bar.

“Bueno sí, en eso no había pensado pero si lo tendré en cuenta”.

Sí trata de trabajar esa parte y te deseamos que puedas tener todo el amor y la paciencia que se necesita para educar a los esposos. Yo sé que has visto a tu mamá, has visto a tus abuelitas, a tu familia, has visto cómo las mamás pues tenemos, y las esposas tenemos que encontrar miles de estrategias para llenarlos de amor. A veces necesitamos tenerlos de amor y tratarlos como esposos, a veces los tratamos como hombres, a veces los tratamos como hijos, a veces los tratamos como amantes y todo es necesario. Entonces él tiene grandes vacíos en su vida que esperamos… Tú tienes la sabiduría en tu  corazón, tú sabes en tu mente qué cosas deberías hacer y vas a tener las ideas necesarias para tener una buena relación con tu esposo.

Gracias de verdad por tu tiempo, por confiar en nosotros, de verdad te deseamos lo mejor, me gustaría mucho saber de tus estrategias, de cómo te fue más adelante con él y que de alguna manera pues podemos saber de un final feliz en tu vida, estaremos muy felices de poder escuchar más adelante cómo se desarrolló toda esta situación.

“Claro que sí. Muchísimas gracias a ustedes también y si vamos a implementar esto y pues les estaré comentando sobre la situación”.

Claro que sí, te deseamos lo mejor y oramos por ti y por tu esposo.

“Gracias”.

Que tengas una excelente noche y que estaremos pendientes de ti y de tu progreso.

“Bueno muchísimas gracias”

Hasta luego, un abrazo grande.

“Igual, gracias”.

Bueno amigos esperemos que esta experiencia de hoy sea muy valiosa para muchos de ustedes y puedan compartir con nosotros todas las diversas situaciones que están teniendo, es muy lindo para mí poder leer los mensajes de muchos de nuestros seguidores que nos cuentan, que encuentra en este espacio un lugar donde hablar, donde sentirse escuchados y muy seguramente han podido encontrar una respuesta a sus inquietudes porque cada uno de nosotros tiene la respuesta en su mente y en su corazón de lo que debe hacer, nosotros solamente estamos creando un espacio para apoyarlos y para ver que no estamos solos en esta lucha del matrimonio.

Y esta es nuestra idea, nuestra idea es crear este espacio para ustedes, hemos encontrado que muchos de los comentarios que hemos tenido son personas que no saben con quién comentar, las entendemos, si están en una familia y están teniendo dificultades en la familia ellos no quieren naturalmente ventilar los problemas que tienen del matrimonio, por tanto no encuentra un espacio seguro y lo que queremos presentar a ustedes en este espacio es que exista un lugar o sitio donde puedan hablar de los problemas que ustedes han tenido, lo vamos a hacer de manera anónima, no tenemos que utilizar nombres propios pero lo que si queremos ver es que esta situación, es tal vez, son más comunes de lo que nosotros estamos pensando, entonces sin ningún temor ustedes pueden acudir para solicitar esta llamada de coaching, es básicamente una guía lo que nosotros queremos establecer con ustedes para mostrarles algunas herramientas que pueden utilizar para que podamos encontrar este espacio seguro, en donde puedan compartir y que de alguna manera muchas personas puedan beneficiarse de su situación, que puede ser muy común para otros matrimonios.

Así que los invitamos a que sigan compartiendo con nosotros, estaremos dándoles algunas alternativas, algunas ideas, viendo las cosas, tal vez desde otro punto de vista que ustedes no lo han visto y de esa manera se quiere estar  creciendo juntos como parejas.

Y qué importante es lo que acabas de mencionar, tener un tercer punto de vista, no tener mi punto de vista o el de mi pareja sino tener un tercer punto de vista ajeno, qué tal vez pueda abrir una perspectiva, dar una visión y dar las alternativas que tal vez podamos ayudarles. Así que amigos, queremos invitarlos a que ustedes puedan estar allí, solamente tienen que entrar a Amorosamente casados nuestra página de internet y ahí van a encontrar un botón para hacer el coaching y esto pues lo que queremos hacer es que tienen un formulario en donde nos cuentan básicamente cosas generales de su situación y luego pues seleccionamos una de esas personas para que podamos tener esta charla, que esperamos poder publicar para que muchas personas, como hemos visto en este caso, se puedan beneficiar, así que los invitamos para que si nos solicitan una entrevista gratuita y que de alguna manera podemos ayudarles, escucharlos y que entre todos podamos encontrar la solución.

Algo muy interesante es que muchas personas comentan el hecho de no conocernos, en no saber ni de dónde estamos cada uno de nosotros, crea ese ambiente libre para poder comentar nuestros problemas porque no es un ambiente en donde vamos a juzgar a nadie. Solamente eso, todos estamos buscando una solución y una ayuda. Así que los esperamos en nuestro próximo episodio y quedamos como siempre Amorosamente Casados.

Somos Carlos y Ángela.

Nos despedimos. Recuerden que podemos lograrlo todo si estamos juntos.

Un abrazo gigante.

Cuídese mucho.

 ¡Chao!

Carlos Orjuela

Déjanos un comentario aquí: