Episodios

024 Por qué mi espos@ no valora todo lo…

¿Qué hago si mi esposo no me manifiesta el amor?

¿Qué hacemos si estamos tratando de manifestar el amor de alguna manera que conocemos pero ella no lo recibe?

¿Qué hacemos si no nos reconocen y no nos agradecen todo las cosas hermosas que hacemos por ustedes hombres?

Amigos estamos en el episodio número 24 de Amorosamente Casados. Tenemos la oportunidad de discutir una llamada de una oyente y esperamos que todos podamos aprovechar, así que ¡Bienvenidos!

Aquí vamos…

¡Hola! Somos  Carlos y Ángela.

Y estamos en el podcast Amorosamente Casados.

Queremos ayudar a muchas parejas, matrimonios para que pueden encontrar la felicidad en su vida y este es el podcast en donde queremos hablar con ustedes y compartir nuestras ideas.

¡Bienvenidos!

Amigos queremos darles la bienvenida a nuestro episodio número 24 de Amorosamente Casados y en el día de hoy vamos a continuar también con estas charlas de coaching que hemos tenido y lo que queremos es transmitir una conversación muy interesante que tuvimos como una persona, que nos manifiesta una situación muy específica acerca de cómo ella no siente que su esposo le está manifestando el amor de la manera en que ella lo necesita y él también está haciendo un gran esfuerzo, así que vamos a revisar esta conversación.

En esta oportunidad veremos cómo nos sentimos a veces poco valoradas con las cosas que hacemos, por las cosas que hacemos por nuestros esposos. Nos gustaría poder gritarle “Oye aquí estoy, hice esto por ti” “Ponme atención” “Dime que me amas”.

Vamos con esta llamada, que la verdad fue muy, muy interesante. Esperamos que pueda servirles muchísimo. Aquí vamos…

– Okay. Ahora bueno sí, buenas noches y muchas gracias por confiar en nosotros, la verdad estamos muy emocionados de poder ayudarte y…

Especialmente escucharte, así que cuéntanos ¿Cómo éstas? ¿Cuál es tu inquietud? ¿Cuál es su desafío? ¿Cómo crees que podemos ayudarte?

– Bueno pues que te digo. Estoy bien pero pues sí un poquito como preocupada, tengo una relación de 4 años y en nuestra relación no hay hijos y yo tengo hijos aparte, él también tiene hijos aparte pero es una relación que veo, que la verdad no sé, no sé qué hacer porque no entiendo, no entiendo realmente, él es como muy frío conmigo en todas las áreas pero muy responsable en su hogar y muy responsable en todo lo que se necesita, él es como el sacerdote, él quiere es que yo lo consienta, que yo lo mime, que yo le haga todo pero de aquí para allá, pero de allá para acá nada. Y eso en verdad me ha bajado mucho la autoestima, mucho y no sé, no sé cómo tomar una decisión, no se puede dialogar con él porque me dice que son celos, que yo no sé qué, no permite tocar el tema de nada.

– ¿Están casados o viven juntos?

– Vivimos juntos, en nuestras familias todos están de acuerdo y todo, para todos lados yo soy la esposa, con los compañeros en la empresa, en todos las cosas eso si él no me niega con nadie nada pero él me ve como más, como él cree que las relaciones como lo material, soy tan detallista con él en todas las áreas pero se ve como una persona como desagradecida

– ¿Has tenido la oportunidad de manifestarle su inconformidad a él? ¿Has tenido la oportunidad de hablar de tu relación de pareja con él? ¿Has tenido la inquietud de ir a una conserjería tal vez hablar con un especialista, han tocado el tema?

– No, él no se presta para eso no, él me dice que son celos, que yo soy cansona, que no me conformo con nada, que yo quiero es pelear no él, como diría yo, es una persona machista pues su trabajo él maneja una flota que viaja y llega, y pues como que el día que llega quiere descansar pero como que traiga mi amor, hágame, yo quiero este, yo quiero lo otro pero como que yo fuera solamente más bien, a veces me siento y digo él me ve como la mamá o como la hermana pero no como mujer, pero eso sí, lo que yo necesite, el arriendo de la casa, el mercado, lo que yo quiera todo está ahí y me sorprende eso porque eso que yo voy a hacer a la empresa donde trabaja con todo el mundo mi señora, mi esposa, mi señora, si él no me esconde.

– Okay. Tengo que preguntarte qué edad tienen los niños.

– No, mis niños tienen 17 y 16 años, los niños de él tiene, la niña tiene 19 va a ser abuelo y el otro niño tiene 14, puede ser… Tuvo una vida muy desordenada desde muy de su infancia y eso yo lo entiendo, los niños son de diferente mujer, las niñas no, las niñas siempre han estado conmigo.

– Okay. Déjame hacerte unas preguntas primero, cuando tú lo conociste, cuando comenzaron su relación, llamémoslo su noviazgo ¿Él se comportaba de la misma manera contigo? ¿Él era mucho más detallista? ¿Cómo era? ¿Cómo te enamoraste de él?

– Bueno si él era muy detallista, me buscó, me persiguió más bien, yo duré como 2 años rechazándolo, yo lo rechace mucho, la amistad es muy bonita y todo pero cuando me dijo estoy enamorado de ti, como que yo no no quería volverme a enredar y sí, yo lo desprecie mucho, mucho, mucho sí, pasaron muchas cosas.

– Okay ¿Qué tipo de detalles tenía contigo?

– El pues como te digo, cogiéndome, abrazándome, me traía chocolatinas, me traía peluches, no hallaba como en su forma, me llevaba con la mamá, me llevaba… qué quieres, lo que ella quiera,  agarro con ella, eso era, mejor dicho su presencia súper especial…

– Y cuéntame un poquito acerca de su hogar paterno o su familia ¿De dónde viene él? ¿Qué modelos de familia tuvo él cuando creció?

– Bueno él si viene pues del hogar era un matrimonio pero se separaron,  el papá pues tenía muchos hijos por fuera y el hogar se separó,  mi esposo creo que de 8-9 años se crio solo, se crio entre los buses, entre vendiendo entre los buses y todo, entre los carros, le tocó una vida como muy sola.

– Okay y trabajando desde pequeño…

– Sí, muy trabajador eso sí. Mira algo que no se le puede negar es una persona muy dada al trabajo.

– Muy bien él trabajaba obviamente ayudando ¿Ayudaba económicamente a su mamá o era sólo para sus gastos?

– Mira él tiene algo que es un problema que es muy difícil de tocar para no herirlo, es un hombre que le llega mucho dinero pero él compra, yo lo que he entendido, lo que he podido llevar por eso de pronto, yo no sé, hay algo que no me deja salir de él porque al rato es duro como me siento pues me siento como si valiera nada pero él todo lo que coge en las manos es de dar a uno, le da al otro, le da su mamá, le da a su hermana pero ya es demasiado, como se dice, compra el amor con dinero.

– Bueno él es un proveedor definitivamente, él está acostumbrado a proveer a todas las personas y eso lo hace sentir…

– Más no a ahorrar.

– Es su naturaleza. Okay, okay. Bueno qué otra pregunta tienes bebé.

– Queremos que sepas que lo importante de conocer y de que tú seas consciente, y que retomes toda esta información es para entender un poco cuál son los comportamientos que tenemos, de dónde vienen las cosas que hacemos porque tú sabes que hay muchas cosas que hacemos conscientes, y muchas cosas que hacemos inconscientemente, y esto viene pues de las heridas que tiene uno en su niñez, de los vacíos que uno tiene durante de su niñez y como tú lo mencionas hace un momento, pues él da y da, y da pero es como ese afán de poder comprar ese amor como tú lo mencionabas, de sentir que es reconocido ¿Por qué da entonces? Está llenando un gran vacío que tiene en su propia vida y que solamente él puede auto llenar.

– Interesante esta charla y es que vamos a ver una situación, y es que mi esposa entonces va a tratar de defender tu punto de vista porque ella es mujer, porque ella te entiende porque tal vez ha pasado por lo mismo. Entonces vamos a tener la situación en donde ella va a tratar de defender tu punto de vista, yo por mi lado soy hombre y voy a tratar de defender a tu esposo para tratar de justificar, de mirar cuáles son las cosas que él ha hecho y por qué lo ha hecho.  Y de esa manera pues tratar de que podamos entender un poco más cómo es la situación. Por ahora lo que yo te puedo decir, por lo que yo veo es que él está tratando de manifestar su amor de la manera en que él conoce, cómo se manifiesta el amor, o sea, pienso que es importante que puedas aclarar con él  y tal vez ya te lo haya dicho pero es difícil de que te convenza, cuando él te dice que sí te quiere, cuando él te dice que no hay ningún problema en casa, cuando él te dice que todo está bien. Tal vez es su manera de ver las cosas y así como lo ve él dentro de su perspectiva,  dentro de su mundo, dentro de su manera de manifestar el amor, es así cómo deben ser las cosas. Entonces tal vez como yo lo veo él ha sido siempre un proveedor,  él ha sido muy preocupado por darle a su familia, no pensando de qué está tratando de comprar el amor de las personas porque tal vez una sociedad no sea conscientemente comprar el amor de alguien, no lo está haciendo de manera consciente, no es que te da regalos o ya le doy a mi mamá, o a mis hermanos, o da lo de alguien porque me siento solo y quiero comprar amor. La verdad, nosotros no pensamos eso pero sí ha sido su manera de manifestar su comportamiento y su cariño hacia otras personas, ahora entendible que la está repitiendo el modelo de padre que él vio en su padre, así que si estamos viendo que su padre tuvo diferentes esposas, que tuvo hijos por aquí, por allá, pues bueno tu esposo también tuvo hijos aquí y allá verdad pero en ese momento pienso que es muy claro que te quiere mucho porque él está con todo, él está contigo,  no se ha ido, él está allí, te busco mucho, te persiguió, o sea, pienso que él está allí manifestando el amor de la manera en que lo hace, muchas veces nosotros hacemos lo mejor que podemos con las herramientas que tenemos y lo que sucede es que está utilizando las herramientas que tiene y está haciendo lo mejor que puede. Así que mi defensa para tu esposo.

– Bueno pero puedo agregarle algo porque  ¿no puedo decir?

– Por supuesto.

– Bueno hay algo pues, él me buscó en ese noviazgo pero ya después que entró a la relación, por ejemplo ya entramos a vivir juntos él quedó sin empleo y fui la parte que donde estuve lo apoye, estuve donde está,  pues primero Dios el todopoderoso y después mi ayuda pero yo soy, yo me siento un cero a la izquierda porque si él es el proveedor, él es el que da pero yo soy la que está ahí mira qué necesita,  mire ayuda esto pero él ni siquiera gracias y la verdad no hay un te amo, no hay un… Eso cuando yo voy a hablar, no, sí, sí, sí, todo está bien pero no hay un tema, yo creo por lo menos con la familia o con la gente de las amistades que él no recibe un abrazo, él ha estado enfermo, hospitalizado, nunca han estado allí, yo siempre estaba ahí y yo veo que cuando les da los abraza, les dice los amo, los esto, conmigo no. Yo estoy como gritando, como pidiendo a gritos y yo quién soy.

– Sí, sí, sí, te entiendo perfectamente. Es cierto que cada uno de nosotros expresamos el amor de la manera en que queremos recibirlo ¿entiendes? Entonces tú lo abrazas, tú lo mimas, tú lo consientes, estás ahí porque eso es lo que, eso es lo que tú quieres que él haga contigo pero él no lo entiende así, porque su forma, la forma en que el aprende a expresar el amor es una forma diferente, como decía mi esposo cierto, él provee, él da,  él brinda ese soporte y con eso él cree que ya expresó su amor pero de esa manera no es suficiente para ti.

– Porque ni siquiera hay intimidad, por allá mejor dicho ¿si me entiende? ni siquiera la hay, él quisiera, yo le sobó los pies, yo soy estilista. Empezando que le cortó el cabello, las uñas de sus manos, de sus pies. Mejor dicho, los regalos con él bueno yo sentí en la vida y le regale un anillo en oro de millón trescientos y eso para él, sabes cómo me hizo sentir, como si eso fuera del dinero de él. Entonces eso es algo como que uno dice ¡Uy Dios! Ha sido muy fuerte, ha sido muy fuerte.

– Ajá… Además de que siento que para ti el agradecimiento es algo supremamente importante, no es tanto lo que das sino que realmente sea apreciado…

– Cómo que no yo me siento, como te digo, como que yo a veces me veo y digo yo soy como la mamá o como la hermana, como aquello que no recibió de la mamá y de la hermana pero siento que no me ve como mujer.

– Bueno cuéntame una cosa ¿Qué te haría feliz? ¿Qué te gustaría que él hiciera?

– Vea por lo menos el con mis niñas, pues mis niñas era muy pequeñas desde que lo conocieron a él y él ya le dicen papá, y él también son mis hijas, él defiende porque él tiene conmigo, donde vivimos los dos, donde hay dos niños, él con sus hijos fue así por así pero no tuvo hogar. Entonces él por lo menos con mis niñas sale a comprar algo, las amo, las quiero, no sé qué, trabajo para ustedes, no sé cuánto, los mismo con los hijos de él con eso pero conmigo no, hay algo…

– Okay ¿Qué te gustaría que hiciera?

– Que me dijera por lo menos, que me dijera te amo, me siento bien, gracias por lo que haces por mí. Yo siento como que él no ve, me siento que lo ve como que tengo la obligación pero no lo ve, el esmero de que yo también lo hago con sacrificio, con amor para conseguirlo para estar ahí. Eso me ha llevado como le digo, me ha llevado como a la frustración porque tomar una decisión, están mis hijas, están los hijos de él que me quieren mucho, que yo los traigo, yo soy la que está pendiente de ellos en muchas cosas. Entonces yo si de pronto no vaya a dejar a mi papá, no sé qué pero yo sé, así entre la espada y la pared pero siento que no soy feliz.

– Si te entendemos. Claro que sí.

– Y me ha llevado un poco a la depresión, hasta como que me coge la mano por la calle y como que si me abraza, coloca el brazo como que no me aprieta, no me siento protegida por él. Entonces eso no sé, no sé cómo solucionarlo.

– Sí está bien contigo. Entonces ahora tal vez podamos hablar un poco del caso y hacer algunas sugerencias, en primer lugar no sé si has escuchado, hemos realizado en unos podcast anteriores acerca de un estudio que hicimos de un libro que se llama Los 5 lenguajes del amor.

– Estoy que lo compro.

– Es un libro excelente la verdad, es un libro excelente, te lo recomendamos para que lo estudies, para que lo apliques y bueno, básicamente nosotros hablamos de cómo las personas manifiestan el amor de la manera en que quieren recibirlo, entonces tú nos has contado que lo que hace tu esposo, él es muy generoso, le da a todas las personas él es un proveedor verdad, él está todo el tiempo está proveyendo y está dando,  entonces esa es su manera de brindar el amor a las otras personas, cuando él está haciendo eso tal vez quiere como lo decía antes, no es que no te ame, es que solamente lo está haciendo con el lenguaje que él entiende, ahora tú tienes un lenguaje diferente. Para ti es muy importante que hayan detalles, contacto físico pero tal vez sea más importante para ti el que te lo diga, el que te exprese, cómo ves él lo hace con tus hijas, que le dice te amo, trabajo para ti, les está hablando a ellas pero a ti no te habla, entonces para ti el lenguaje del amor que tú estás necesitando son tal vez las palabras de afirmación, es tal vez que él esté prestando atención y te lo esté diciendo constantemente, y te está pasando y te está manifestando el amor con abrazos, con palabras, es tal vez lo que tú estás esperando que él haga contigo. Ahora la manera en que nosotros podemos hacer que la otra persona reaccione, que la otra persona nos dé el amor de la manera en que nosotros queremos, definitivamente tiene que ver un poquito con educación y no sé, trata de que tú le digas “Okay te voy a educar. Siéntate aquí, te voy a dar una lección” eso sería bastante malo, lo que sí tienes que hacer es entender cuál es su lenguaje del amor, por ejemplo me has contado que a él le gusta que lo acaricies, que lo consientan, le gusta que le hagan masajes, no sé, le gustan esos momentos en que tú estás manifestándole el amor, en que él está feliz recibiendo ese amor. Ahí es donde tú tienes que enseñarle con amor, lo que tú estás haciendo y lo que a ti te gustaría que sucediera, entonces nada más hermoso para nosotros los hombres que nos den un masaje en la espalda, que nos consientan las manos o los pies con crema, es algo que la verdad nos gusta mucho también hacer pero en esos momentos debo confesarte que es cuando mi esposa se aprovecha de mí, entonces ella me consiente, me abraza, me da masajes pero ahí me está diciendo “Oye necesitamos mejorar en esto, necesitamos hacer esto” y yo estoy tan feliz, tan contento que a todo le digo que sí, entonces puede ser una de las maneras que tú puedas hacerlo cuando él esté sintiendo que tú estás haciendo lo mejor, cuando él esté recibiendo lo mejor de tu parte, ahí puedes poco a poco empezar a contarle lo que tú estás haciendo y lo que te gustaría que él hiciera por ti, en estos momentos él va a ser más receptivo y en esos momentos va hacer una conexión entre las cosas buenas que le está diciendo, con las cosas buenas que está recibiendo y cuando se hace una conexión buena, ahí es cuando los sentimientos son buenos, es cuando se arman, cuando hacemos una conexión con un sentimiento malo, o sea, cuando lo regaño lo reprimo, le doy cantaleta, cuando le digo tú no sirves para nada, tú no me consientes, entonces está asociando sentirme mal con una enseñanza y nunca lo va a recibir, por eso las mejores enseñanzas definitivamente se tienen que dar con mucho amor.

– Y muy posiblemente no uses esas palabras tan bruscas con él porque ese no es tu carácter ¿correcto?

– No, yo nunca le contestó nada pero como que me llevo de ira por dentro, yo nunca le hago reclamos porque no me hace, porque no hace como… Hace días me dijo, la verdad le dije esta relación está porque yo la he sostenido, me dijo “No, por los dos” le dije “No, he sido yo”, entonces me dijo yo me trasnocho, yo duermo en un camarote de un carro para tenerte mejor y le dije, pues eso es lo material. Esa fue la única forma y eso hace dos días que me hizo estallar pero de resto yo no le digo, no porque no me miró, porque no me tocó, yo me lo guardo, yo más bien cuando él sale y se va, yo lloro para sacar todo eso que tenía.

– Y esa parte es muy importante, tú tienes que cuidarte a ti misma para poder mantener y salvar la relación, y fortalecer la relación. Tienes que cuidarte a ti misma y ahí es donde vienen algunas sugerencias que yo te quiero hacer. Como dice mi esposo, aprovecha esos momentos de conexión, cuando sientes que él se relaja entonces tú aprovechas para conectarte con él y una buena forma de conectarte con él es los recuerdos “Mi amor te acuerdas cuando íbamos por tal parte, te acuerdas cuando me trajiste el osito de no sé qué y ay esos chocolates de no sé cuándo, estaban tan deliciosos”, o sea, conéctalo con los recuerdos de las cosas lindas que hacía por ti.

– Yo una vez hice eso y me dijo “Ay será que estaba borracho” y me contestó y como que me bloqueé…

– ¿Qué te dijo?

– Le dije “Ay amor te acuerdas cuando me traías esto o lo otro” y me dijo “Uy yo estaba era como borracho”.

– Bueno emborráchate más, emborráchate más seguido, o sea, búscale tú sabes el sentido del humor, el reírnos juntos, el burlarnos del uno y del otro. Eso vuelve y nos conecta, claro porque tenemos dos vidas que son duras, o sea, trabajar fuertemente y bueno no siempre nos sentimos agradecidos, ustedes tienen cuatro niños en edades adolescentes que ya no requieren tanta atención como cuando eran pequeños pero igual pues, obviamente están en otra etapa que necesitan su apoyo, sin embargo, pues una cosa son los hijos y otra cosa es la relación de ustedes, y ustedes deben trabajar por su relación, entonces uno es, conéctate con los recuerdos, conéctate con esos momentos en que él se relaja un poco o que tú lo invitas a relajarse un poco a través de los masajes, del manicure, de lo que sea, hablen de recuerdos, hablen de situaciones, de cosas lindas que han pasado, de planes “Oye cuándo vamos a hacer un viaje… Vamos a soñar, si tuviéramos no sé cuánto dinero, dónde te gustaría ir, qué te gustaría hacer”, es planear un poquito las cosas, verdades, poner planes, perspectivas, sueños para que el vuelva a retomar ese deseo, ese anhelo de complacerte.

– Yo además de eso te invito a que como no hay ese momento para decir las cosas, igual yo entiendo que uno no quiere herir a la esposa, no quiere pues generar un conflicto y pues obviamente nosotros somos mucho más sensibles, yo te invito a que escribas una carta, escríbele una carta a tu esposo, escribe de todo en esa carta, todas las cosas que tú le agradeces pero escribe también todas las cosas que, cuáles son las cosas que te molestan, me molesta que no me abraces, me molesta que no seas detallista, me molesta esto, me molesta aquello, escribe la carta sacando todo lo que puedas. A principio tal vez puedas hacer una carta corta y lo más interesante es que cuando hagas esa carta, tú la escribes y luego, te la lees para ti misma ¿Okay? Y luego de eso la vas a quemar, la vas a quemar y ya se fueron esos sentimientos…

– Mmm ya ¿No para entregarle a él?

– No, no se la vas a entregar, no se la vas a entregar.

– Ya, ya, ya entendí.

– Por eso sé lo más sincera,  lo más abierta y no tiene que ser todo en una sola carta, hoy escribes una carta y lloraste, y escribiste, y lo más frustrada que estás en ciertas cosas reales para ti misma la quemas y ya, se fue eso, ya eso se fue, ya se fueron esos sentimientos y más tarde, al otro día, en dos días dices “Ay sabes que, me molesta cuando se va, sale de la casa corriendo y no se despide de mí, no me abraza”. Escríbelo ahí en una hojita, me molestó que se fuera sin despedirse o pasó todo el día y no me llamo, o sea, cositas, frases cortas, lo que pasó, la situación que pasó, me llamó y me regañó por yo qué sé, porque se me olvidó algo, a él se le olvidó algo y se pone bravo conmigo, lo escribes y luego lo lees para ti y ya te encierras en tu baño, en donde quieras, donde tú lo puedas escuchar, la quemas y ya lo dejas así. Te cuento por experiencia propia que ayuda muchísimo, muchísimo, muchísimo.

– A sacar todo eso.

– A sacar todas las cosas que te están doliendo porque te duelen, igual lo puedes hacer con tus hijos, igual lo puedes hacer con la suegra, bueno con cualquier persona que te esté haciendo sentir algo negativo en tu vida. Haz este ejercicio para que puedas desahogar tu alma, para que puedas reconocer también las cosas agradecidas, también las cosas por las cuales estás agradecida y también para que liberes todo ese dolor porque una vez que ustedes se reconecten, la parte íntima sexual se va a reavivar pero cuando estamos peleando, así que es un castigo sabes, que estamos peleando, tú no me entiendes, yo no te entiendo, sabes que la sexualidad se frena completamente.

– Bueno y definitivamente sigue adelante, hay una parte muy interesante de otro libro que también te quiero mencionar, que se llama Amor y respeto en donde el autor nos hace la pregunta de quién tiene que dar el primer paso y la verdad, muchas veces nosotros nos sentimos frustrados porque soy yo quien tiene que dar el primer paso pero si tú quieres un matrimonio feliz, tú tienes que dar el primer paso, o sea, nosotros estamos aquí tratando de ayudar, tú estás aquí en este momento tratando de encontrar una solución porque tu matrimonio te importa, es porque el matrimonio es importante para ti, porque tú quieres rescatar esa relación. Así que comienza de la mejor manera, no va hacer un cambio de la noche a la mañana ni lo esperes, ni sueñes con que eso va a suceder pero poco a poco, tú vas a empezar a cambiar su mentalidad, a cambiar su manera de ser. Ahora piensa en esto, él lleva muchos años de su vida entendiendo el amor de una manera y no podemos cambiar de la noche a la mañana porque lo que va hacer,  si sucede un cambio repentino eso va a ser algo que no se va a saltar, entonces muy lentamente vas a dedicar tiempo para que él solamente te diga una frase de amor y cuando él lo haga quiero pedirte que por favor lo notes, los célebres con él y le muestres, se lo agradecida y lo increíblemente feliz que estás por esa frase que él te dijo, por ese pequeño acto que él hizo. Okay si él ve y como te digo, si el asocia que hay una increíble felicidad porque te dijo una vez te amo, entonces lo va a repetir porque nosotros siempre buscamos la felicidad en todas partes. Entonces si algo lo hace sentir muy bien,  tú le dices genial, me encanta, reconozco tu trabajo, me encanta lo que haces, cómo aportas, que bueno que siempre es que estás pendiente de tu familia, tus hermanas, que generoso que eres, dile todo lo positivo que él está haciendo, cuando él haga su primer acto de cariño contigo, reconócelo, celébralo y que él se sienta el hombre más feliz del mundo porque hizo ese pequeño gesto y entonces lo va a repetir. Entonces tienes que estar muy pendiente, tienes que estar muy detallista para cuándo, para detectar cuando él está tratando de hacer un esfuerzo y con el más pequeño esfuerzo tú vas a ser la mujer más feliz del mundo.

– Y obviamente lo que quiere es verte feliz, es cierto que por las cosas que él está haciendo y cómo lo está haciendo,  y por lo que te dice bueno que no sea celoso, que no peleas porque no seas cansona, lo que te está tratando de decir es pues que definitivamente le importa tu felicidad. Así que cuando él te diga te amo, te abrace o tenga un mínimo contacto contigo, dile me encanta cuando tú me tocas así, ay mi amor me llevas al cielo. O sea, wow tan poquito y ya hice todo eso, no me imagino si hago algo más ¿Si me entiendes? Tienes que, tú lo conoces, tú sabes qué tanto adulación, qué tanto cariño soporta o resiste en las expresiones pero cuando él sepa que tú te derrites por las caricias, por sus expresiones, te aseguramos que va a querer seguir haciéndolo.

– Bueno y la verdad te deseamos lo mejor que puedas tener muchísimo éxito en este plan, nos encantaría que pudieras contarnos más adelante cómo te ha ido, que pudiéramos tener un seguimiento en una semana tal vez o nos sigues escribiendo. La verdad mil gracias por confiar en nosotros y esperamos que en este proceso de reencontrar tu matrimonio puedas tener mucho éxito, es nuestro propósito poder ayudar a más matrimonios en el mundo que puedan encontrar la felicidad y es lo que tratamos de hacer,  poder compartir esas estrategias que tal vez nos han ayudado a nosotros y que esperamos que te pueden ayudar también a ti y a tu matrimonio.

– Sí, claro que sí, muchísimas gracias de verdad que no más esto, mejor dicho ya veo como otra expectativa.

– Si, piensa en ti, recuerda que si tú estás bien y hay un dicho muy interesante: Cuando mamá está feliz, todo el mundo está feliz. Okay así que piensa en ti, piensa en lo que tú necesites, hazlo para que estés bien y cuando así te sientes pues las cosas se van a ver de una manera diferente.

– Bueno pues la verdad esperamos muchísimo escucharte más adelante y que puedas seguir con nosotros.

– Claro que sí, a mí también me gustaría.

– Bueno ¿Tienes alguna otra inquietud, alguna otra cosa que quieras comentarnos?

– No, pues ya con eso sólo toca seguir los pasos.

– Si tienes mucha tarea.

– Sentí un alivio, pude sacar esto de mí sí porque esto es como algo muy personal y es algo que de verdad me he sentido muy frustrada, de verdad que he querido salir corriendo de ciertos días que estuve descansando y como que se fue, y como que dije ¿yo qué recibí? sólo atendí, atendí, atendí, hice entonces uno se siente como que me sentía despreciada, me sentí la verdad yo me tiraba al piso a llorar y me sentía como que si él me tocará yo tendría algo que lo infectaba la verdad, yo llegué a sentir muchas cosas feas y de pensar como que por qué él no lo hace,  si él ve que yo le hago todo con amor, todas las cosas que mira yo lo ayudó a vestir, que le organizó la corbata, que esto, que lo otro, que le aplicó su gel en el cabello, Dios pero este hombre lo que yo siento es que como que él no mira lo que yo hago, es muy fuerte decirlo como hombre y expresarlo.

– No lo sabe hacer y entonces…

– No ha aprendido a hacerlo.

– Es muy difícil ponerlo en palabras. Entonces lo hace con hechos.

– Por eso es importante que a la mínima señal que lo haga, tú lo celebres y le célebres,  y lo vuelvas a ser el hombre más feliz del mundo, poco a poco él va a cambiar.

– Igualmente la última sugerencia es que pregúntale mi amor te gusta cómo te quedó el cabello, te gusta cómo te quedó arreglo esto…

– Sacarle las palabras.

– Sácale, o sea, enséñale la verdad necesito aprender tu forma de sentir el amor, entonces paciencia, trabajo, disfrútalo pero disfrútalo, disfrútalo porque vas a ver los cambios, entonces va a decir si sabes que sí, sí me gustó, sí me gustó cómo hiciste esto…

– Y a nosotros nos gusta la verdad.

– Así que pues hazlo, bueno encantadísimos de tenerte con nosotros.

– Muchísimas gracias. Claro que sí, muchas bendiciones y muchas gracias.

– Un abrazo igualmente para ti y para toda tu familia, un gran abrazo.

– Lo mismo.

– Chao, cuídate mucho. Hablamos pronto,

– Chao. Claro que sí.

– Chao.

Muy bien amigos y este ha sido otra de las charlas que hemos tenido con nuestra orientación, esperamos de verdad que podemos ayudar, hemos hablado muchísimas veces de la manera en que nosotros expresamos el amor y sin condenar a las otras personas, tal vez ellos no han aprendido a expresar el amor de una manera que nosotros lo necesitamos. Así que importante es que nosotros podamos enseñarles con amor, con calma y creo que lo que más me gustó es esa parte de disfrutar el proceso porque va a ser un proceso emocionante, el cambio siempre es emocionante y la expectativa que se genera cuando estamos tratando de implementar una nueva estrategia para el amor, para el matrimonio es muy emocionante, así que bueno a nuestra gente le deseamos lo mejor, a todos ustedes que hayan podido tener también una experiencia positiva, aprendiendo de este proceso que ella está viviendo y esperamos que también ustedes puedan implementarlo y puedan tener éxito cambiando un poco a su pareja. Porque el matrimonio es lo más importante.

Y recuerden que pues tomen como suyo estas experiencias, que pueden aprender para sí mismo o para sus relaciones en pareja, o para alguien que ustedes conocen, podemos implementar cualquiera estrategia que hemos estado hablando para mejorar su relación. Recuerden que estar bien independientemente de cómo individuo es lo que fortalece la pareja. Así que los invitamos a no tanto como a cambiar a su pareja pero sí a modificarlos y aprenderlos, amarlo y aceptarlo con sus cualidades, con sus defectos y con todo lo que tenemos por delante para mejorar como pareja.

Muy bien, muchísimas gracias por estar con nosotros, de verdad ha sido un placer poder compartir, recuerden que estamos tratando de proveer un espacio seguro para que ustedes también pueden hablar, desahogarse, contarnos sus inquietudes y de alguna manera podamos también compartir, así que pueden tener esta oportunidad vayan a nuestra página de internet Amorosamente Casados en Facebook, también ustedes pueden reservar una llamada de 15 minutos, un poquito más larga como ésta que se nos ha extendido un poco para poder compartir y entre todos podemos aprender. Así que muchísimas gracias por estar con nosotros y esperamos seguir con ustedes muy pronto.

Si me encanta saber que podemos generar este espacio para compartir todas nuestras preocupaciones y como lo mencionaba nuestra amiga, el solo hecho de poder expresar todo lo que sentimos ya nos quita una gran carga de encima, un gran peso de encima, nos hace ver las situaciones desde un punto de vista diferente. Así que los invitamos a compartir con nosotros y con toda nuestra comunidad de Amorosamente Casados y estamos muy feliz.

Nos despedimos ahora.

Somos Carlos y Ángela.

Y estamos Amorosamente Casados.

Recuerden que podemos lograrlo todo si estamos juntos.

Que tengan una feliz tarde. Nos vemos muy pronto.

¡Chao!

Carlos Orjuela

Déjanos un comentario aquí: