Episodios

030 Las seis necesidades humanas- La Significancia

Las seis necesidades humanas La Significancia.

¿Te sientes importante, necesitado, deseado dentro de tu relación?

¿Es importante para ti que seas reconocido en las cosas que haces o en los esfuerzos que haces por tu matrimonio o por el contrario te sientes insignificante en medio de tu relación?

Amigos bienvenidos a nuestro episodio número 30 de Amorosamente Casados y hoy vamos a continuar hablando de las necesidades humanas, y vamos a hablar acerca de una necesidad muy interesante que se llama la significancia.

¡Bienvenidos!

Aquí vamos…

¡Hola! Somos  Carlos y Ángela.

Queremos ayudar a muchas parejas, matrimonios para que pueden encontrar la felicidad en su vida y este es el podcast en donde queremos hablar con ustedes y compartir nuestras ideas.

¡Bienvenidos!

Muy bien amigos, bienvenidos a nuestro episodio número 30 de Amorosamente Casados, ya estamos en este momento en un ciclo de discusiones acerca de un tema que nos ha parecido bastante interesante, que comenzamos de hecho en el episodio número 26 que se llama a Las seis necesidades humanas. Así que a manera de resumen me gustaría contarles qué hemos hablado en el episodio 26, hablamos un poquito de la generalidad, de que constituye las necesidades humanas de acuerdo a Tony Robbins, que es el pensamiento que estamos analizando en este momento. En el capítulo 27, en el episodio 27, hablamos acerca de la certeza, de la certidumbre, de la seguridad y luego  en el episodio 28, hablamos acerca de la variedad, de la incertidumbre, de los cambios, de la emoción, los desafíos que podemos encontrar en nuestra relación y hoy continuando con el tema vamos a hablar entonces, acerca de la significancia. Así que cuéntanos un poquito qué quiere decir esto de la significancia.

Esa necesidad de sentirnos importantes, validados, necesitados, honrados, queridos y especiales. De hecho, cuando somos bebés, cuando somos niños pues necesitamos sentirnos únicos y esa es una batalla que tenemos entre hermanos, que es muy común y que es parte de la vida, es lograr cada uno tener un espacio dentro de la familia y poder ser realmente valorados.

Pero déjame preguntarte algo, qué sucede, o sea, nosotros siempre estamos buscando que lo que nosotros hacemos sea reconocido ¿Verdad? Yo entiendo esto  de la necesidad humana de la significancia, como esa necesidad que tienen algunas personas de que lo que hacen, lo reconozcan las personas. Son personas que están pidiendo a gritos que se les reconozca esos esfuerzos que están haciendo, vienen desde los niños, desde que somos niños, estamos tratando de llamar la atención para que nos reconozcan.

Bueno si viene desde la infancia pero no solamente son las cosas que hacemos, es que más allá de eso, es el sentirnos realmente  importantes, es que lo que yo hago es válido, que lo que yo hago es algo que realmente aporta, que es algo que se necesita es que yo me sienta de alguna forma querido, reconocido y especial, es lo más valioso de esta necesidad humana, es sentirme que yo soy único y especial, y desde ese punto de vista cubrir esa necesidad humana.

Y entonces cuando estamos hablando de una persona que tiene esta necesidad primaria, que tiene la necesidad de la significancia, estamos hablando de aquellas personas y tal vez, nos vamos a identificar muchos aquí pero esas personas que estamos deseando que se nos diga, “me encanta lo que hiciste”, gracias por tus esfuerzos, gracias a ti hemos llegado hasta acá, gracias por tu trabajo, por tu salario, gracias por tu cheque de  cada quincena,  de ese reconocimiento, de agradecimiento que tienen las personas ¿Es así cómo podemos identificar a estas personas en este grupo?

Sí, es parte de todo esto, pero también es algo muy importante y es la parte de comparación. Nosotros siempre, las personas que tienen esta necesidad por cubrir, están siempre comparándose con otros y en busca de esa validación, de ese agradecimiento, de ese reconocimiento por lo que hace o dice, o por sus aportes a la familia o a la sociedad.

También me parece interesante saber que una persona que habla de sí misma, es una persona que de alguna manera está tratando de llamar la atención y que se le reconozca lo que están haciendo. Entonces, hemos encontrado personas y a veces es una gran necesidad, es una de las necesidades más evidentes de reconocer, son las personas que hablan de sí mismos, de yo-yo-yo, entonces están diciendo lo que pasa que yo logré eso, yo hice esto, yo encontré este problema, yo-yo-yo, entonces están mencionando su “yo” constantemente y tal vez, cuando encontramos una persona en ese momento en que ustedes están pensando, una persona o en su pareja, o en ustedes mismos, cuando están hablando con sus amigos, están tratando de poner el yo, en lo que yo hice, en lo que yo traje, en lo que yo hago, es para llamar la atención, es para lograr satisfacer esta necesidad básica que tienen las personas de que se le reconozca y de que se les valore lo que están haciendo.

Sí, definitivamente es un gran porcentaje de este sentimiento en el que necesitamos sentirnos significativos y depende de lo que hayamos construido o logrado, o los éxitos que hayamos tenido, por eso las personas se refieren a lo que yo hago y lo están divulgando, y lo están compartiendo, y lo están mencionando todo el tiempo, es que yo hice, es que yo, bueno eso es muchas cosas y lo interesante es que podría hacerse a un nivel positivo o a un nivel negativo, es decir, también las personas, hay personas que logran esa significancia haciendo cosas negativas, en contra de otros o al fracasar, o al ser los peores en algo, al tener una baja autoestima, o al quejarse todo el tiempo, de esa manera ellos reciben esa significancia que están necesitando. Así que lo que hay que identificar y tener mucho cuidado es si lo estamos haciendo de una forma positiva, que podría elevar nuestros estándares y motivarnos a hacer cosas, más desafíos grandes de nuestra vida o por el contrario, lo estamos haciendo de una forma negativa en dónde estamos pues mirando cómo fracasar o cómo son los peores, o cómo generar esa lastima, esa caridad o ese “pobrecito” para llamar la atención y llenar de esa manera esa necesidad básica de significancia.

O sea, son esas personas que se están exaltando todo el tiempo o por el contrario, se están acabando todo el tiempo, se están denigrando todo el tiempo diciendo yo no sirvo, yo no puedo, no tengo  y están tratando de encontrar ese reconocimiento de que uno le diga, “oiga usted si puede, ánimo, mire que lo logró, mire que lo necesitamos” y estoy recordando en este momento un evento en el que una persona que aparentemente es madura, estaba en un evento y él de un momento a otro empezo a hacer, lo que llamamos una pataleta ,y empezó a decir ” sabe qué? yo me voy, yo ya no quiero estar aquí, yo ya no necesito, etcétera”. Y todos quedamos altamente sorprendidos, y nos preguntabamos qué habia sucedido, que está pasando aquí, entonces es esta pataleta que estaba creando esta persona, tratando de llamar la atención y esta es una de las maneras como esta necesidad de la significancia se ve reflejada, en este caso, no fue de manera positiva, y muchas veces presenciamos este tipo de actos o muchas veces nosotros protagonisamos esos momentos.

Sí, definitivamente todo va al sentirlos especial, únicos, importantes o necesitados de alguna forma, ya sea de forma positiva o de forma negativa porque de cualquier manera yo necesito cubrir esa necesidad en mi vida y depende del enfoque que yo tenga lo voy a hacer pero básicamente va a llenar ese vacío en donde necesitamos sentirnos especiales y únicos.

Bueno  ya hemos identificado cuál es ese tipo de personas, son esas personas que están hablando del yo-yo-yo positivo/negativo y que están llamando la atención, y que están trayendo o reconocimiento y alabanzas, o lástima y pobrecito. Pero identificamos entonces ahora como eso se da en una relación de matrimonio, cómo funciona esto en la pareja, cómo afecta la pareja positivamente y cómo afecta la pareja negativamente, o sea, como una persona que necesita tener esta certeza en su vida, que tiene la necesidad de la significancia, cómo afecta el matrimonio.

Bueno es que definitivamente involucra nuestro carácter porque muchas veces estas personas o cuando estamos con estos sentimientos, esta necesidad de sentirnos significantes, pues podemos estar en esa actitud de estar enojado todo el tiempo, de estar quejándonos todo el tiempo, de qué tan grandes son sus problemas o qué tan complejos son sus problemas y esto a la hora de una relación matrimonial pues obviamente afecta, porque si mi pareja todo el tiempo está enojado, si mi pareja todo el tiempo se está quejando o por el contrario, a mi pareja todo está diciendo yo hago, yo hago, yo hago y lo que hace el otro no importa. Entonces, esto empieza a generar una incomodidad, un vacío en nuestra relación porque la otra parte dice, bueno yo también estoy haciendo, yo también estoy aportando, yo también estoy…

Y creo que se presentaría una lucha cuando los dos tienen las necesidades de significancia porque cuando uno todo el tiempo está diciendo, es que yo hago, es que yo traigo, es que yo no sé qué, y la otra persona está diciendo pero es que yo también te digo, yo también hago, pero es que yo también, entonces cada uno de los dos está luchando por obtener significancia de la otra persona, de la pareja pero ninguno les está dando significancia a la otra persona ¿Me entiendes? Entonces, cuando los dos tienen algo de significancia y eso es un problema que frecuentemente se puede dar cuando estamos hablando de que no nos entendemos o de que tenemos dificultades en el matrimonio, es muy posible que algunos de los dos estén necesitando significancia y no se le esté recibiendo de parte de la otra persona.

Es que además, eso nos hace sentir impotentes y además se mezcla con el orgullo, o sea, es un poco difícil de identificar porque se puede confundir con deseo de importancia o su estándar es demasiado alto, o perfección, o sabes que tú eres muy disciplinado, al contrario eres muy desordenado o no me gusta lo que haces, o tus estándares son muy bajos o son muy altos, o sea, se disfraza de muchas formas este sentimiento de impotencia y tiende a confundirse en muchos casos pero afecta terriblemente la relación de pareja, porque todos estos sentimientos son negativos, el orgullo, la perfección, la competencia, el sentirme rechazado, el sentirme impotente o el sentir que el otro es demasiado y que yo no doy la talla de la otra persona.

Entonces, estamos hablando de varias cosas, lo primero que tenemos que hacer y el propósito de estas charlas que estamos teniendo para aprender acerca de las necesidades humanas, consiste en que podamos aprender a determinar o detectar cuál es mi necesidad primaria pero también cuál es la necesidad primaria de mi pareja, ahora déjame preguntarte algo, si yo detecto que mi pareja tiene la necesidad de la significancia porque habla de sí mismo, porque llama la atención o porque hace pataletas ¿Cómo me dirijo yo a ella?

Lo ideal es que nosotros podamos llenar esas vasijas, esos vacíos que tiene mi pareja. En la medida en que yo los lleno, mi pareja va a empezar a reducir la necesidad de atención de significancia. Entonces, es momento de tener los detalles, de tener en cuenta los esfuerzos de decirlos antes de que la otra persona los tenga que mencionar para que yo me dé cuenta, entonces básicamente es poder, con palabras, con acciones, con actitudes, con elogios, poder llenar toda esa necesidad de valor o de significancia que tiene.

Mi consejo para muchas personas sería que cuando nosotros detectamos que nuestra pareja está dependiendo de la significancia, como una de sus necesidades primarias, podemos hablarle como tú dices, antes de que lo reclame y decirle con toda la calma, “sabes que valoro mucho todo lo que estás haciendo, te agradezco tanto por todo el esfuerzo que haces, reconozco que tú eres una parte muy importante en mi matrimonio, reconozco que en fin”, es como no sé, a veces es como alabarlo sinceramente, sin ser honestos hasta qué punto nosotros tenemos que comparar o decirle y decirle, y decirle para que esa persona sienta que está siendo reconocido, que está siendo valorado y entonces empiece haber un cambio.

Hay una situación muy interesante, por ejemplo, cuando las mamá empezamos a hacer todas las labores de la casa, hacemos muchas cosas, el trabajo, los niños, a veces trabajamos fuera de casa, trabajamos dentro de casa, somos esposas, somos mamás, somos amigas, somos trabajadoras, somos muchas cosas. Hay momentos en nuestros días, en nuestras vidas, que necesitamos esa significancia. Entonces, no hay nada más bello que nuestro esposo cuando es la hora de la cena, le diga a los niños o lo mencione en la familia, o cuando hay una reunión familiar, o cuando estamos en un grupo,  que mi esposa cocina delicioso o mi esposa ha trabajado todo el día pero llegó y nos preparó eso, o hizo esto o trajo esto, o llegó cansada pero aun así estaba haciendo la tarea con los niños, o sea, cuando le damos ese reconocimiento al esfuerzo de la otra persona y ojalá podamos hacerlo frente a la familia o frente a la persona a quien ella le esté sirviendo, o él está sirviendo, o la situación que sea, eso llena bastante bien esa necesidad. O sea, si tú llegas y me reconoces ante los niños porque llegué a casa del trabajo pero aun así mira la cena tan deliciosa que nos preparó la mami, nosotros vamos a lavar los platos cuando terminemos, vamos a recoger la mesa y mami ya descansa porque ya tú hiciste mucho, esos instantes son supremamente importantes, es muy valioso para esa persona que está necesitando la significancia.

Y es interesantísimo y de verdad me devuelvo entonces a nuestra audiencia en Amorosamente Casados y sabemos que tenemos un porcentaje menor de hombres que nos están siguiendo pero sabemos que están allí y entonces de verdad este consejo sería maravilloso para ellos, que ustedes pudieran reconocer todos los esfuerzos que su esposa está haciendo por ustedes, por nosotros y que podamos decirle lo agradecidos que estamos pero hablemos un poquito de nuestra audiencia mayoritaria, y estamos hablando de que un porcentaje muy alto son mujeres, y entiendo, y de verdad valoro y respeto, y admiro a las mujeres, y ustedes tienen toda mi admiración y mi respeto, ahora cómo hacemos para que sus esposos, que todavía no están oyéndonos puedan valorar lo que ustedes están haciendo.

Nos toca hacerlo a nosotras primero,lo mejor que podemos hacer es, nosotras valorar lo que hacen nuestros esposos frente a nuestros hijos, decirle a nuestro esposo, gracias por este día de trabajo tan fuerte que has tenido y gracias por llegar a casa temprano, gracias por ayudarme con los niños, gracias por servir el jugo, gracias por…, gracias por algo que haya hecho. Entonces, cuando nosotros empezamos agradecerle a nuestro esposo y a reconocer las cosas que ellos hacen, es como inconsciente y es como automático que cambia nuestro esposo, él también va a empezar a reconocer lo que nosotras estamos haciendo.

Y es un efecto que se llama la ley de reciprocidad, las personas tienden a responder de la misma manera que están siendo tratados, de hecho en la Biblia lo menciona, tratar a las personas como queremos que nos traten a nosotros y es una ley de la vida. También nosotros debemos tratar a las personas como queremos que nos traten pero esta ley de la reciprocidad se da muy bien en el matrimonio. Así que para todas aquellas que nos están escuchando, mujeres que yo sé que están haciendo un trabajo increíble y que a veces no se sienten valoradas, no se sienten reconocidas, lo mejor que ustedes pueden hacer es eso, reconozcan el esfuerzo que está haciendo su esposo, el bueno o malo, el esfuerzo que están haciendo, reconózcanlo, díganselo, exprésenselo, háganlo sentir valorado, que están reconociendo el esfuerzo que está haciendo y poco a poco ellos, por reciprocidad, van a empezar también a reconocer los esfuerzos que la mami está haciendo, que los hijos están haciendo, cuando volvemos esto como una disciplina, como un hábito en la casa, de reconocer lo que él está haciendo, y eventualmente  también empiezan a reconocer lo que las esposas están haciendo.

Recordemos que en lo que ponemos la atención esto es lo que más se expande, entonces si nos enfocamos en las cosas positivas que hacen los niños, que hace la familia, que hace el esposo, que hace la esposa, lo que hacemos como pareja, gracias por abrazarme, necesitaba ese abracito hoy, gracias por traerme rosas, gracias por acordarte de mí, gracias por llamarme hoy aunque sé que estabas muy ocupado y gracias por tantas cosas, pequeños detalles que suceden a diario, cuando empezamos a enfocarnos en las cosas en las que estamos agradecidos y darle significancia a la persona que amamos, eso cambia radicalmente la relación.

Excelente y la verdad te agradezco muchísimo tantas y tantas cosas, que estoy haciendo aquí la ley de reciprocidad con mi esposa. Gracias amor por todo lo que haces… Pero bueno, queremos hacer como un resumen de lo que hemos hablado hasta el momento, estamos hablando de las necesidades humanas y de que algunas personas necesitan la variedad o necesitan la certidumbre, o en este caso, estamos hablando de que necesitan la significancia, necesitan el reconocimiento, necesitan que se les diga todos los esfuerzos que están haciendo. Ahora, cuando ustedes encuentren o detecten que su esposo, que ustedes mismos dependen de esta necesidad, es una necesidad primaria, tenemos que empezar a llenar esa vasija porque recuerde, que si una persona no encuentra satisfacción de lo que necesita en su casa, muy probablemente lo va a buscar por fuera o si se lo ofrecen por fuera, de alguna manera va a sentirse tentado y es cuando vienen las dificultades y las infidelidades, etcétera, porque está recibiendo lo que en la casa no le están dando, entonces cuando detectamos que nuestra pareja o que para nuestra pareja, es importante que se le llene la vasija de la significancia, del reconocimiento, es importante que empecemos inmediatamente hacerlo, a reconocer, agradecerle, a decirle para que él se sienta o ella se sienta llena, satisfecha, para que se sienta plena en esto y eventualmente las cosas empiecen a funcionar mejor. Ahora, si tu pareja es la que necesita hacer esto, recuerden la ley de la reciprocidad, empiecen hacerlo ustedes y poco a poco, la otra persona lo va a empezar hacer por ustedes ¿Hay algo más que queramos decir en este sentido?

Recordemos que las necesidades se pueden llenar de forma adecuada e inadecuada, entonces pues no solamente está la infidelidad, puede ser que alguien se concentra demasiado en su trabajo y se enfoque tanto en su trabajo que descuide a su pareja, a su familia o que llene estas necesidades con el licor, o con el cigarrillo, o con las drogas, o con los amigos, o con el juego o con muchas otras inadecuadas que finalmente va a deteriorar la relación de pareja y podría verse muy afectados, así que qué lindo poder decir gracias, un sincero gracias, un reconocimiento que no nos cuesta nada hacerlo y si podemos evitar una situación sumamente compleja más adelante.

Claro, como tú lo mencionas, si la persona por ejemplo está recibiendo muchísimo reconocimiento en su trabajo porque es un gran trabajador, o porque valora mucho lo que hace, pues la persona tal vez va a tender a pasar más tiempo en el trabajo porque necesita el reconocimiento y allá se lo dan y va a pasar menos tiempo con su familia o con sus amigos, cuando reconocen sus amigos y puede ser en este, como tú lo estás mencionando, de una forma positiva o negativa, cuando reconocen que eres el más travieso, el más picaron, más arriesgado, el más no sé, el más algo y le dan el reconocimiento, y le dan, cómo lo llamamos, lo impulsan, lo motivan, lo alaban por lo que está haciendo, sea bueno o sea malo, esa persona recibe más en el entorno de sus amigos que en el entorno de su hogar y por tanto va a pasar más tiempo con sus amigos, o va a querer pasar más tiempo o con sus amigos que en su hogar, entonces es importante detectarlo y llenar esas vasijas para que todo pueda funcionar mejor.

Ahora hay que tener en cuenta que esto no va a hacer el resto de la vida que hay que estarle diciendo gracias, gracias, gracias y reconociendo porque podríamos sentirnos que por qué tengo que estar agradeciendo todo el tiempo, es una necesidad en este momento de la vida de esa persona y bueno nosotros somos una pareja, somos pareja, somos matrimonio y estamos para ayudarnos, para amarnos, para ser compasivos, para ser tiernos entre nosotros y ayudar a nuestro esposo o esposa con lo que él necesita, para eso estamos, para ser felices juntos. Entonces no va a ser el resto de la vida y si así lo fuera, pues tendríamos que aprender a ser más agradecidos siempre pero es algo que es temporal, que una vez que llene ese sentido de significancia, va a poder superar esa situación y seguir adelante con más entusiasmo y más amor.

Pues amigos, amigas, muchas gracias por estar con nosotros, este era el tema que queremos tratar hoy, estamos hablando de las seis necesidades humanas y vamos a continuar en el próximo episodio, vamos a hablar de la siguiente necesidad humana que también es muy especial, muy importante, vamos a hablar de amor y conexión, y cómo es tan importante que las personas se sientan amadas o conectadas en sus relaciones, así que muchas gracias por estar con nosotros. Nos encantaría escuchar sus comentarios, nos encantaría que ustedes puedan transmitir este mensaje, compartirlo con algunas personas, parejas, familias, matrimonios que eventualmente puedan beneficiarse porque estamos para ayudar, queremos llegar a muchísimos matrimonios y queremos ayudar a muchas personas más ¿Amor mío quieres agregar algo más antes de que nos despidamos?

Desearles muchos éxitos y compartirles que estábamos ayer celebrando nuestro aniversario número 26 y muy felices.

Muy felices de haber compartido 26 años increíbles, toda la jornada que hemos logrado. Amor mío mil gracias por tenerme tanta paciencia, tanto amor y poder estar conmigo todos estos años, te adoro con toda mi alma.

Es un privilegio ser tu esposa, así que pues los invitamos a todos a seguir trabajando arduamente con mucho amor, con mucha dedicación en sus matrimonios y bueno es todo por hoy.

Okay, pienso que nos despedimos entonces.

Somos Carlos y Ángela.

Y estamos Amorosamente Casados.

Recuerden que podemos lograrlo todo si estamos juntos.

Nos vemos muy pronto, que tengan un buen día.

¡Chao!

 

Carlos Orjuela

Déjanos un comentario aquí: