Episodios

034 Como superar momentos Críticos en el Matrimonio

Cómo superar momentos críticos en el Matrimonio?

Estoy pasando por momentos críticos en mi matrimonio y no sé qué hacer.

¿Pueden orar por mí, me ayudarían en oración a restaurar mi hogar y mi matrimonio?

Mi matrimonio está pasando por un mal momento!!

Amigos hoy vamos a dedicar este programa para resolver alguna de las preguntas, dudas, comentarios que hemos recibido en nuestros canales de Facebook, por Messenger, por correo electrónico también y queremos hacer esta sección de preguntas y respuestas en nuestro episodio de Amorosamente Casados.

¡Bienvenidos!

Aquí vamos…

¡Hola! Somos  Carlos y Ángela.

Y estamos en el podcast Amorosamente Casados.

Queremos ayudar a muchas parejas, matrimonios para que pueden encontrar la felicidad en su vida y este es el podcast en donde queremos hablar con ustedes y compartir nuestras ideas.

¡Bienvenidos!

Amigos queremos darle una cordial bienvenida a nuestro episodio número 34, de Amorosamente Casados y la verdad estamos felices de poder llegar a ustedes nuevamente y bueno, poder ayudar de alguna manera contribuir para que podamos hacer de este mundo un mundo mejor, hacer de los matrimonios que tenemos en este momento, matrimonios mejores. Es hacer que las personas puedan encontrar más felicidad, más alegría en su matrimonio, y el día de hoy hemos querido dedicar este programa a resolver muchos, algunos no, muchos de los comentarios que hemos recibido en nuestros canales de Facebook, a través del correo electrónico, a través del Messenger.

Bueno nos encantaría que ustedes puedan tomar estas preguntas como si fueran suyas, como si fuera alguna de las realidades que tal vez ustedes estén viviendo o algunos de los desafíos por lo que está pasando su matrimonio, para que puedan tomar en cuenta la sugerencia que hacemos, los comentarios que hacemos y también si alguna vez, ustedes desean sugerir algo a cualquiera de estas parejas que están pasando por estos momentos difíciles, también son bienvenidos todos sus comentarios y sus sugerencias.

 Y qué importante que menciones eso, es interesante que nosotros podamos entender que la intención de Amorosamente Casados es crear una comunidad, una comunidad en donde podamos compartir la experiencia, el crecimiento que cada uno ha tenido y lo importante es que podamos entender esto, que cada vez que nosotros tengamos una dificultad, un desafío estamos aprendiendo, tal vez algunas cosas que no debemos repetir y lo ideal sería que nosotros pudiéramos compartir esas experiencias para aquellas parejas que están teniendo similares desafíos o dificultades, o problemas, para que puedan aprender de las experiencias que cada uno de nosotros ha tenido, y este programa, como tú lo mencionabas, es una serie de sugerencias que queremos hacer nosotros, pues hemos estudiado  acerca de los problemas de pareja, pero lo más importante que queremos compartir es nuestra experiencia, tal vez 26 años de matrimonio y mucho más de noviazgo que tenemos, nos hacen  que tengamos alguna confianza para poder compartir con ustedes las sugerencias que estamos compartiendo en estos momentos. Así que amor mío cómo sugieres que comencemos, tenemos una lista medio grande de comentarios, preguntas, qué tenemos allí…

Sí, hemos considerado que vamos a leer los casos y los comentarios que hemos recibido, obviamente guardando el respeto necesario por el nombre de las personas que lo han escrito y tomando esto con mucha seriedad, respeto por todas las personas que están pasando dificultades. Así que queremos comenzar con alguna de las situaciones que nos están comentando para poder hacer las nuestras y recibir un poco de consuelo para las parejas que están consultando en este caso.

Muy bien y vamos a revisar entonces un caso y dice así: Hola, mi nombre es y no lo vamos a mencionar, quiero pedirles un consejo y confío en que me puedan ayudar. Yo me junté con el papá de mis niñas, nunca nos casamos ni por el civil ni por la iglesia, duramos 7 años juntos y tuvimos dos niñas pero luego él empezó a andar con una mujer, que sabía ella que él tenía dos niñas y tenía una mujer, y no le importó. Yo luché para que la dejara, busqué ayuda y él no cambió, hasta que los descubrí juntos,  yo me fui y cuando yo lo descubrí, él se fue con ella y no llegó a la casa ese fin de semana. Entonces yo decidí salirme de la casa que rentábamos pero después nos seguimos viendo por las niñas, me siento culpable porque yo le permitía a él tener dos familias y él hace 2 años él tuvo un hijo con esa mujer, un niño. Entonces, él anda emocionado con el niño pero no vive con ella, yo no sé si seguir en esa relación porque yo le he pedido mucho a Dios que cambie su corazón y se regrese bien con su familia pero yo ya me cansé de vivir esta situación, entonces no sé si ya dejar esto atrás y que se quede con ella, o seguir pidiendo por él. Lo que yo tengo entendido es, ella lo ha engañado varias veces.

Esta es una situación bastante difícil, es un desafío muy fuerte para esta mujer que se siente, primero que todo, engañada, traicionada y obviamente que se siente confundida y dolida, así que hay muchos aspectos que hay que tener en cuenta, esto obviamente es sólo una parte de toda la situación, no sabemos realmente como esta situación viene de atrás, no sabemos además si esta es su versión, es la versión de ella pero no sabríamos la versión de él, así que lo que buscamos con estas sesiones es poder brindar un consuelo y dar una sugerencia a las personas que confían en nosotros y que nos comentan sus casos, así que como mencionábamos, hay varios asuntos y varios temas que hay que tocar aquí. El primero que menciona ella es que cuando se fueron a vivir juntos, pues dice que nunca se casaron y duraron siete años juntos, y tuvieron dos niñas, y luego él empieza a andar con otra mujer, entonces creo que sería interesante que pudiéramos mencionar un poquito la importancia que tiene la ceremonia del matrimonio. Ahora yo entiendo y sé que tenemos muchos oyentes que dicen que no necesitan  firmar un papel o tener una ceremonia para comprometerse, para amarse pero qué significa el tener una ceremonia de matrimonio para las parejas.

Bueno para nosotros es el inicio, es el comenzar con un respaldo, no solamente familiar, religioso, legal sino que eso le da a la mente, al cuerpo, a la persona, al ser como tal ese nuevo comenzar, una etapa diferente y si lo pensáramos en aspectos hasta obvios, obvios en algunos momentos, cuando uno compra un carro, cuando uno compra una casa, firma un papel y esas son cosas que se intercambian o se negocian constantemente, o se cambia de carro, se cambia de casa y aun así hay un documento, para nosotras las personas que creemos en el matrimonio y en organizarnos legalmente y todo lo demás, el hecho de firmar un documento es que estamos realmente comprometiéndonos en esta relación.

Y esa parte que acabas de mencionar la palabra comprometiéndonos, me parece muy lindo.  eso significa  que existe un compromiso más evidente de solamente “pues vámonos a vivir juntos cierto”, también me parece que psicológicamente marca un nuevo comienzo de una etapa, o sea, cuando nosotros celebramos un matrimonio, estamos comenzando una nueva etapa y los nuevos comienzos son siempre maravillosos. Todo el tiempo estamos nosotros siempre buscando recomenzar, siempre estamos diciendo como ” borrón y cuenta nueva”, comencemos otra vez cuando tenemos una dificultad pero cuando estamos en el matrimonio, esta celebración, este acto de matrimonio hace que nosotros podamos sentir que algo especial sucedió que va a cambiar mi vida y de aquí en adelante tengo que vivir de una manera diferente. Así que no solamente porque somos creyentes, no solamente porque creemos en la institución del matrimonio sino también porque psicológicamente marca una diferencia entre una etapa que se estaba viviendo y una nueva etapa que se va a vivir. Además de que se hace muy evidente el compromiso que estoy firmando, que estoy haciendo para poder comprometerme y entregar el 100% de lo que yo necesito en esta nueva relación.

Ahora recordemos que también dentro de las necesidades humanas está esa necesidad de la seguridad, así que tanto hombres como mujeres que nos vemos,  que creemos en esta institución del matrimonio, sabemos que este compromiso legalmente nos da un sentido de seguridad que ante la sociedad yo soy reconocida como la esposa  no como la mujer, no como la señora, no como mi compañera, que a veces cuando nos encontramos en una reunión social dice, no mira te presento a mi compañera o a mi señora, o a mi novia en fin.

Cuando estamos en este tipo de reuniones y yo soy presentada como, ella es mi esposa y te presento a mi esposo, eso te da un estatus distinto, te da una seguridad diferente, te da un compromiso y te da un rol dentro de la pareja.

El matrimonio algunas personas lo definen como una lotería, uno no sabe realmente cómo va a ser el matrimonio pero para eso está la etapa del noviazgo, si viviéramos esa etapa del noviazgo realmente, plenamente y a conciencia, investigando si soy compatible o no en diferentes aspectos. Entonces, el noviazgo debería ser lo que debe ser un noviazgo y luego viene una etapa diferente que es el matrimonio, que comienza con una celebración.

De hecho, el noviazgo es esa etapa en la que tú conoces por encima muchos aspectos de la otra persona y dices bueno ahí viene los negociables y los no negociables, y entonces…

Ciertos aspectos de nuestras vidas que definitivamente yo diría eso no lo voy a hacer, eso no te lo aguanto o no soy capaz de vivir con esas cosas.

Y es que definitivamente somos el resultado de lo que toleramos, si nosotros llegamos a tolerar algo como esto vamos a decirle a la persona, está bien, puedes llegar hasta este límite, entonces pues si el límite fue no tener un matrimonio,  una celebración, darle seriedad a la institución del matrimonio, pues entonces así como se violó o no se respeto ese primer principio, pues así mismo no se respeta que haya fidelidad en el matrimonio o se toleran otras cosas, o no sé, otro irrespeto, da como un pie para comenzar con una serie de lo que hablamos, negociables y no negociables, con una serie de cosas que estoy permitiendo y tolerando que cada vez se va cediendo más y más en ese punto, ahora en esta situación okay es nuestra opinión acerca del matrimonio, de la celebración, de comenzar esta nueva etapa pero después de 7 años tienen dos niñas entonces ella empieza a sentir que él está de alguna manera buscando a otra persona, y la pregunta sería por qué está buscando por fuera de la casa lo que en la casa no ha tenido y deberíamos revisar entonces que le hacía falta, y hemos hablado de las seis necesidades humanas, hemos hablado de los cinco lenguajes del amor  un libro escrito por Gary Chapman y que hemos hablado en podcast anteriores, qué es lo que ha estado buscando porque no se sentía satisfecho en la casa porque sinceramente eso es lo que sucede cuando una persona está buscando por fuera algo, es porque está, es porque en la casa no lo ha encontrado, no ha sabido llenar la vasija de estas necesidades que tiene y por tanto tiene que salir a buscarla a otro lugar. Qué piensas tú de eso.

En ocasiones estoy en discordia con mi esposo pero tal vez como les decimos, no conocemos todas las características de esta situación, es una posibilidad que puede ser que  no hubiera en casa lo que él estaba buscando pero hay que tener en cuenta que un matrimonio de 7 años ya está en otra etapa. Que es un matrimonio que tiene dos niñas, así que en esta etapa donde ya han pasado siete años y ya pasó como el enamoramiento, y como que ya uno aterriza y dice, caramba! ya llevamos 7 años, ahora tenemos niños, niños que nos absorben el tiempo, que los niños necesitan una cantidad de energía impresionante por parte de los dos padres y bueno empezamos a tener otra etapa en el matrimonio en donde tenemos que dejar un poquito de lado nuestros gustos, nuestras necesidades, nuestros deseos porque tenemos que criar dos niños que tenemos en casa, entonces estamos en otra etapa y obviamente que algo estaba fallando, y cuando hablamos de fallas en el matrimonio, las fallas son de dos. Un matrimonio no se acaba por uno solo, el matrimonio se acaba, por los dos, ya sea porque por los dos no encontraron las respuestas y encontraron la solución a sus desafíos, porque uno decide irse y el otro acepta entre otros casos.

O porque no hacen el esfuerzo de continuar, básicamente es un problema también de deseo de continuar adelante o quieren continuar pero no en esta relación, entonces tú estabas mencionando las diferentes etapas del matrimonio y no solamente me atrevería decir, la etapa de estar casado y la etapa de tener hijos, pienso que en esos años pudieron haber pasado muchísimas más etapas, hemos hablado también de las etapas del matrimonio pero lo interesante de esto es que todo el tiempo la pareja está cambiando y hemos hablado de que la pareja tiene que estarse  redescubriendo y reconquistándose, entonces cuando no existe ese deseo de conquistar de nuevo a la pareja, cuando los gustos cambian pero yo me quedé en el pasado, cuando no he crecido con mi pareja simultáneamente, entonces empieza a ver un distanciamiento entre lo que nos unió al principio porque ambos teníamos los mismos ideales, las mismas ilusiones, tal vez la misma manera de comportarnos. Pero uno poco a poco empezó a crecer y el otro se quedó estancado, uno empezó a aprender más o a querer experimentar más, o más aventuras, o más seguridad, no sé pero si se cambia, si hay una diferencia se empieza a generar una brecha entre los dos y cuando esa brecha crea una distancia muy grande entre las compatibilidades de las personas, entonces básicamente estoy casado con un desconocido, estoy casado con una persona que no me entiende, estoy casado con una persona que ya no tiene los mismos ideales que yo tenía porque no crecimos juntos, porque no trabajamos juntos y entonces naturalmente se termina la relación, porque ahora estoy viviendo con una persona que ya no es compatible, que ya no tiene los mismos ideales, que ya no ama lo mismo que yo amo, que no desea y si, ¿cómo puede uno convivir con una persona que ya no tiene nada en común con uno?

Ahora debemos tener en cuenta que de pronto en esta etapa de la maternidad, nosotras tenemos la tendencia a enfocarnos mucho, obviamente en esa maternidad que ama terriblemente y que nuestra vida se vuelca completamente a nuestros hijos, como volvemos a mencionar, no tenemos todos los datos pero es posible que él se dedique a trabajar para proveer y ella se dedica a cuidar a los hijos, y entonces ambos tratan de hacer algo positivo por la familia, se descuidan el uno al otro y la pareja no se puede descuidar aunque tengamos niños pequeños, aunque tengamos adolescentes, aunque nuestros hijos estén fuera de casa, aunque hayan hijos, aunque no hayan hijos, la familia, la pareja no se puede descuidar porque somos los que empezamos juntos y los que terminamos juntos.

Y me encanta introducir aquí otra pregunta para continuar con las dos porque es que hay una persona que nos dice: Hola. Buen día. Soy de un lugar del mundo que no lo vamos a mencionar, quisiera pedirles ayuda pues mi matrimonio tiene muchos problemas y no sé qué hacer, apenas estoy por cumplir mi aniversario número tres y pienso que no son normales tantas peleas, espero por favor puedan ayudarme, ya no sé qué más hacer. Tres años y ya están teniendo muchísimas peleas, puede ser esto que tú estás mencionando las etapas, yo me enamoré de una persona pero poco a poco yo estoy creciendo, aprendiendo o me estoy desviando en los intereses que estoy teniendo, entonces la persona que yo tanto amaba ahora se convierte en un desconocido y empezamos a discutir, y discutir y discutir porque los intereses ya no son los mismos y será que la persona ya no quiere ceder un poco, estamos hablando aquí de hasta dónde puedo ceder para continuar en el amor, en la relación estable del matrimonio.

Bueno ahí también tenemos varias cosas a tener en cuenta pero una podría ser, una guerra de poder, es cierto, puede ser que en este comienzo del matrimonio alguien quiere ser el más fuerte, el que es dominante, el que tiene la razón, el que quiere hacer las cosas a su manera, ya te tengo aquí, ya estamos casado, eres mío o mía y ahora hacemos las cosas a mi manera, y si no se hace así es que no sirve, y algo que me parece curioso en este caso que también estamos leyendo decía, yo luché para que la dejara, busqué ayuda y él no cambió, y resulta que intentar cambiar a la otra persona no es la solución, nosotros no podemos cambiar a las personas…

Correcto, hay algo que se llama el círculo de influencia y me gustaría mucho rápidamente comentarles que es el círculo de influencia, básicamente es cuando hay algo, alguna situación que está pasando a mi alrededor, hay algunas cosas que puedo, que yo pueda afectar, o sea, yo puedo afectar en mi decisión, yo puedo afectar mi entorno, mi ánimo, puedo afectar la manera en que yo respondo, incluso si tengo algún tipo de influencia, puedo afectar el pensamiento de mis hijos o puedo afectar las opiniones de mi esposa porque estoy de alguna manera haciendo una influencia pero llega un momento en donde hay cosas que yo ya no puedo afectar, están por fuera de mi círculo de influencia, cuando algo está por fuera de mi círculo de influencia yo no puedo cambiarlo ejemplo el gobierno, yo no puedo cambiar las leyes, yo no puedo cambiar la naturaleza porque está lloviendo y no quiero que llueva, de alguna manera yo puedo afectar  mi círculo de influencia, dependiendo de hasta donde yo estoy marcando. Si quiero cambiar el gobierno pues tengo que empezar a involucrarme poco a poco en las cosas gubernamentales hasta que yo pueda afectar algo del gobierno. Pero hay algunas cosas que solamente puedo afectar en mi círculo de influencia, así como tú lo estás mencionando, yo no puedo cambiar a otra persona, puedo cambiar mi entorno, puedo cambiar lo que está a mi alrededor y entonces el círculo de influencia empieza a crecer pero yo no puedo pretender cambiar algo que está por fuera de mi círculo de influencia, y de hecho yo no puedo cambiar a otra persona, tienes toda la razón, a menos que esté dentro de mi círculo de influencia.

Y yo no diría cambiar, lo que hemos aprendido en nuestra experiencia matrimonial es que tal vez nos modificamos, nos acoplamos, llegamos a acuerdos negociamos pero yo no puedo cambiarle…

Toleramos pero no cambiamos, hay cosas que no se cambian porque vienen de nuestra genética, porque vienen de nuestro carácter, porque no sabemos qué tipo de infancia hemos tenido y que son aspectos que definitivamente debemos conocer para asi entonces saber como superar momentos de crisis en mi relación. Las personas que nos comentan estas situaciones o nuestras mismas experiencias infantiles, tal vez no la recordamos pero todos esos impactos infantiles, y todo lo que vimos, las creencias con las que hemos crecido, pues hacen parte de nuestro comportamiento.

Así que no podemos cambiar a las personas pero no quiere decir que las personas no cambien, es decir, una persona puede cambiar, de hecho al principio de esta conversación estábamos hablando de que tal vez la diferencia es que nos enamoramos de alguien y cambiamos cuando crecimos, entonces ahora estamos alejados porque no reconocemos a quién tenemos al lado, lo que queremos mencionar es que el cambio es posible, no es obligatorio, yo no puedo cambiar a otra persona, yo sólo cambio cuando yo deseo hacerleo, cuando veo un bien o beneficio mayor a cambio, y no estamos refiriendonos a cosas materiales, estamos refiriendonos a que a través del cambio voy a tener más oportunidades, más felicidad, más alegría, más bendiciones, como lo llamemos. Si encuentro que tengo más, entonces yo quiero tener el cambio pero es muy difícil forzar el cambio en algunas personas, no diría en todas las personas, yo no puedo forzar a las personas a cambiar.

Bueno y otro aspecto muy interesante que hay en estos dos casos es la manera como las personas reaccionamos ante el dolor , lo ideal es que nosotros responderemos de una forma adecuada a los desafíos y las situaciones pero generalmente cuando nos sentimos atacados y heridos, y más con esta situación, de la existencia de otra mujer con un hijo fuera de la relación, pues vemos que se empieza a actuar por el dolor y cómo dices tú, entonces me voy de la casa, entonces ya no te hablo, entonces nuestra relación es estrictamente con y por las niñas. Sin embargo, dice: sigo pensando, sigo orando por él para que el cambie y vuelva con su familia pero cuál familia, cuál de las dos familias, ahora cuál fue su niñez, qué modelo de paternidad trae esa persona, qué compromiso trae que posiblemente me permita a mi saber como superar estos momentos de crisis…

O qué desea en su vida.

Exactamente, o qué vacíos tiene,  tiene tantos vacíos en su vida que no sabe cómo llenarlos, que lo está haciendo de forma inadecuada y obviamente si él ya dejó esta relación,  pues no veo por qué estás pensando que todavía tiene una relación contigo, sí ya él se salió de casa, si ya se terminó la relación contigo, si ya tiene otra persona y ya tiene otro hijo aunque no viva con ella porque ella lo engañó y bueno en fin, son muchos detalles de los que no conocemos, el punto es que tú estás sufriendo todavía por esa relación cuando ya no hay una relación. Ya no hay un matrimonio, bueno no hay una relación de pareja y ya no están conviviendo, ya no son una familia.

Y creo que aquí hay algo lindo, que de hecho me lo enviaste tú en un mensaje hoy, que me pareció muy hermoso y  tal vez sea la sugerencia que nosotros podemos tener para estas personas de como superar momentos de crisis en, posiblemente este caso en particular. Si la relación no está funcionando a veces tenemos que dejarla ir, a veces tenemos que soltarla, a veces tenemos que ya no estar allí insistiendo en algo que ya no existe y quisiera leerlo porque me pareció hermoso. Tú me escribiste: Si no trae alegría a tu vida, suelta; si permanece pero no crece, suelta; si no te iluminan y construye, suelta; si dice pero no hace, suelta; si no acaricia tu ser, suelta y déjalo ir. Cuando nosotros tenemos algo en nuestra vida que no nos está aportando, que no nos está llevando, que no está mejorando  que no nos está ayudando a ser mejores, tal vez sea necesario dejarlo y tal vez sea necesario que por sí mismo esta otra persona, está otra parte quiera cambiar pero tú tienes que dejar ir, hacer espacio para que llegue algo mejor en tu vida.

Hay una anécdota que tenemos cuando pensamos en casarnos, de recién casado tomamos varias decisiones y una de esa era, para nosotros el divorcio no es una opción, y creo que ya lo hemos comentado en otro momento, sino otras decisiones como que no eran tus amigos ni mis amigos sino que eran nuestros amigos y empezamos a crear un círculo diferente de amistad, en fin, donde tratamos de traer a nuestros amigos y los que se quedaron pero el punto es, no estamos promoviendo que se acaben las parejas y que suelten, realmente lo que estamos pidiendo y que tenga en consideración, es que si tú ya has hecho todo lo posible, si la otra persona no tiene la intención de cambiar, de volver a comenzar, de compromiso, de comprometerse, de reivindicarse, de sanar todas las heridas que ha generado por su comportamiento, déjalo ir.

Pero tal vez no es solamente la otra persona, la relación es de los dos, no se trata de que yo soy perfecto y él es el que tiene que cambiar, o lo contrario, no se trata de que yo tengo la razón y tú eres la que tiene que cambiar, de pronto lo que tenemos que hacer es evaluarnos los dos y con mucha honestidad, con mucha sinceridad decir mira no me gusta esto, no me llena esto, me siento vacío en este lado y si los dos todavía creen ,y quieren trabajar, y luchar por esa relación, entonces los dos van a querer hacer un cambio porque hemos hablado, el cambio solamente sucede cuando yo quiero porque estoy buscando algo mejor.

Y algo que también debemos tener en cuenta es que no debemos permitir que los pequeños problemas crezcan o diferencias de opiniones, o diferencias de actuar vaya creciendo a veces nos quedamos callados para no discutirlo y recuerdo que mi madre nos decía, muchachos no se casen porque ustedes lo único que hacen es pelear y pelear, para qué se van a casar si ustedes van a estar peleando todo el tiempo pero el punto no era pelear,  el punto era que cada uno de nosotros está exponiendo su opinión y estábamos aprendiendo a negociar y ver hasta dónde podríamos con nuestros “no negociables y si negociables”.

Y esta es una respuesta linda que me parece para esta persona que dice que a los tres años piensa que no son normales tantas peleas, qué están reclamando,  qué es lo que cada uno reclama en esas peleas,  está reclamando libertad, está reclamando su opinión, está reclamando respeto,noe es el hecho de una pelea o discusion, esto va un poco mas alla,  pues tal vez sea lógico pensar que cada uno de ustedes están teniendo vacios o necesidades internas diferentes, que maravilla que tengan la oportunidad de expresar sus ideas pero sobre todo, que lleguen a un acuerdo porque una pelea sin un final, no sirve de nada.

Ahora hay unos dichos populares que dicen que lo más divertido de las peleas es la reconciliación, pero también es cierto que el herirnos, decirnos cosas feas o desagradables,  pues empezamos a actuar sobre el dolor pero hay que tener en cuenta qué hay detrás de la queja,  realmente qué hay detrás de la queja…

Qué es lo que necesita mi pareja, qué es lo que está pidiendo y a veces nos damos cuenta que son cosas muy sencillas, por ejemplo, un poco de atención.

Pues bueno, sucede todo el tiempo y la verdad, lo que queremos hacer es poder compartir con ustedes eso, necesitamos encontrar espacio en donde podamos hablar, en dónde podemos expresar sinceramente lo que cada uno de nosotros necesita y una vez que tengamos esto en las relaciones, se van a cambiar, así que nuestra sugerencia, es que por favor no dejen crecer las pequeñas cosas, no dejen que esto que comenzó como un pequeño desacuerdo se vaya convirtiendo en algo tan grande y tan intolerable que los matrimonios tengan que terminar, se pueden solucionar los problemas.

Y algo muy importante es escoger nuestras batallas.

Qué lindo eso.

Hay que saber, si vale la pena que armemos una pelea por esto, a veces no decimos entre nosotros ¿De verdad quieres pelear por eso? Pues sí, sí quiero pelear por eso, okay. Entonces, vamos a discutirlo cierto, a veces es mejor decir,está bien, dame unos minutos o ” sabes qué? ahorita no es un buen momento para hablar,  hablamos más tarde” o ” espérate me voy a tomar un vaso de agua y ya vuelvo”. Pero el punto es realmente buscar y decidir cuáles son nuestras batallas.

Tenemos que escoger cuáles batallas valen la pena batallar si o no, así que amigos son muchas cosas, nos hemos extendido un poco más de lo que queríamos dedicar en este momento pero gracias por estar con nosotros, lo que queremos de ustedes, se han dado cuenta queremos ayudar y compartir nuestras experiencias para que aquellos que están teniendo desafíos, dificultades, problemas en su matrimonio, puedan encontrar en nosotros un lugar, un espacio seguro donde compartir. Hemos tratado de hacerlo de manera anónima, hemos tratado de hacerlo de manera genérica y esos problemas en realidad son más frecuentes de lo que pensamos, estos mensajes que hemos recibido, que solamente alcanzamos a leer todos, como 14-15 que hayamos escogido para discutir, bueno son más comunes de los que pensamos, tienen un común denominador y tal vez el común denominador es ese, es el que se deja crecer un pequeño desacuerdo y se convierte en algo que no se puede tolerar más, así que queremos invitarlos para que no dejen crecer, que estas pequeñas diferencias que puedan existir crezcan juntos, discútanlo juntos, encuentren la manera de poder hablarlo, de poder expresarlo, de poder respetarlo y bueno será hasta donde sea el punto de ceder, pero entiendan que esto es una labor de los dos. 

Para aquellas parejas, como el caso que leíamos hoy, que han tomado la decisión de separarse es otro estilo de relación. Ahora son una pareja separada pero tienen un proyecto en común que son dos hijas o dos hijos, que esa labor de parte y parte no deja de ser, tenemos que seguir siendo padres, tenemos que tratar de ser los mejores padres para estos niños que se ven afectados definitivamente por esta situación, por el ver a sus padres discutiendo, separados, no entienden qué pasa porque ya alguno de los dos no está en casa y pues tenemos que tener mucho cuidado si somos nosotras las que nos quedamos con los niños, no contaminemos sus mentes, no contaminemos su corazón con nuestro dolor, con nuestros comentarios, con lo que decimos acerca del papá o de la persona que se fue. Se fue ella o él, no contaminemos, no dañemos ese espíritu tan inocente y tan bello porque para nuestros niños el papá es un héroe y la mamá es una heroína, y ellos no pueden entender, tampoco seamos sinceros y los veamos como adultos pequeños y le digamos lo que pasó, así crudamente. Y es que ellos tienen que entender y es mejor ser honestos, hay cosas que son de adultos definitivamente y los niños no tienen la capacidad mental ni la madurez emocional para entender y ni siquiera entienden que es esto de la infidelidad o de otra persona, y nuestros hijos, ellos no alcanzan a comprender, para ellos todos son niños y todos son adultos, ya punto. Así que no actuemos desde el dolor y no tomemos a nuestros niños como un arma para herir a los otros, por el contrario, protejamos a los niños y nuestra nueva relación tiene que ser, establecerse con nuevas reglas porque ahora somos una pareja separada con dos proyectos en común o con los hijos que tengan, así que nuestra invitación es que si definitivamente has decidido terminar con esta relación, actúa bajo esa decisión con la calma y la madurez que la decisión que has tomado, la has tomado para tu bien, para el bien de tus hijos y porque mereces ser feliz, mereces tener una persona a tu lado que te ame, una persona que te valore y no estés mendigando amor ni estés aguantando una relación en donde la infidelidad es la base de toda este matrimonio o esta relación.

Amigos gracias por estar con nosotros. Gracias por compartir y nuevamente queremos invitarlos, si ustedes desean enviar sus comentarios o tienen alguna duda, alguna pregunta, alguna sugerencia, en estos casos que hemos hablado, nos encantaría escucharlos, nos encantaría leer sus mensajes, nos encantaría de alguna manera poder ayudar en ese proyecto y poder ayudar a que su matrimonio también pueda ser un matrimonio mejor. Igualmente si ustedes conocen alguna pareja que pueda beneficiarse, que esté pasando por una situación similar y les parece que estos consejos o sugerencias pueden ser útiles, no duden en compartirlo, tenemos muchas opciones de compartir los mensajes de nuestra página de internet en Facebook y bueno el audio que usted está en este momento, así que no duden en compartirlo y ayúdenos para que podamos llegar a nuestra meta 1.000.000 de matrimonios mejores en el mundo. Estamos muy felices de poder llegar a este episodio 34 y bueno  hemos tenido poco pero ha valido la pena, qué cosa tan hermosa, hemos podido compartir algo. Qué quieres decir para terminar preciosa mía.

Bueno vamos a continuar con esas preguntas porque como hemos mencionado, tenemos varias.

Varios comentarios y varias situaciones aquí que nos gustaría también poder tocar y bueno recuerden que si hay algo que han escuchado que pueda ayudar a su matrimonio para fortalecerse o para prevenir una situación, no duden en ponerlo en práctica.

Creo que terminamos.

Amigos así que recuerden que podemos lograrlo todo si estamos juntos.

Nos despedimos.

 Somos Carlos y Ángela.

Y estamos Amorosamente Casados.

Nos vemos muy pronto. Cuídese mucho.

¡Chao!

Carlos Orjuela

Déjanos un comentario aquí: